La red es el mensaje

Ejercicio de observación pública de Territorio

La red es el mensaje es la primer actividad del observatorio de comunicación pública de Territorio. Fue un ejercicio abierto y colaborativo para observar, analizar y explicar el uso que hace Enrique Alfaro de su cuenta personal de Facebook. La forma de comunicar y usar las redes digitales abre una ventana a la forma de gobernar. El ejercicio busca evaluar la clase de mensaje que emite Enrique y la calidad de su interacción con las personas. Estas cuentas son alimentadas y administradas por proveedores que reciben dinero público. Queremos promover mejores controles para el uso que se le da a esos recursos y, sobre todo, exigir un gobierno más honesto, transparente y colaborativo.

El martes 22 de agosto, 20 personas se sumaron a la extracción y clasificación de comentarios de las red de Enrique Alfaro en Casa Territorio. A través de una metodología y con el apoyo de periodistas, académicos, miembros de la sociedad civil y lectores, evaluamos en tres horas 1,450 comentarios de 30 publicaciones que comprenden 14 momentos públicos que han marcado la administración de Enrique.

El ejercicio de clasificación arrojó un resultado cuantitativo que muestra una mayor cantidad de comentarios positivos, 37%. Los comentarios negativos y los insultos suman 13%, mismo porcentaje que las críticas. Las dudas son un 4%, los cuestionamientos un 10%, las propuestas un 9%, los memes un 2% y otro tipo de comentarios un 12%

Para el análisis cualitativo hicimos dos informes, uno que analizaba cada publicación y sus interacciones y
otro que englobaba todas las publicaciones que incluyera el caso. Este ejercicio se realizó el jueves 24 y viernes 25 de agosto, en él participaron personas invitadas directamente por Territorio.

En general el resultado cualitativo del mensaje de Alfaro y sus interacciones es que su cuenta de Facebook no ofrece información suficiente para que su trabajo pueda ser evaluado a profundidad. Muy pocas de sus publicaciones incluyen herramientas para revisar la veracidad de la información brindada o para dar seguimiento a sus acciones. Enrique no transparenta sus procesos internos de trabajo, ni involucra a las personas en los procesos de gobierno. Su comunicación busca posicionar su imagen en lugar de dar prioridad a la construcción colectiva de decisiones. Se privilegia una comunicación política y no pública.

Apenas responde 8 de cada 1000 mensajes que recibe. Cuando responde suele hacerlo a los comentarios positivos o a dudas logísticas. Su interacción casi siempre deja desatendidos los comentarios críticos. Se detectaron tendencias, actividad e interacciones que generan sospechas sobre la influencia de cuentas específicas que parecen guiar las interacciones, sin embargo no hemos podido comprobar aún el uso de cuentas falsas para manipular la conversación.

El observatorio de comunicación pública de Territorio inicia con este informe, y continuará analizando, evaluando y compartiendo los resultados de otras investigaciones.

Acá se pueden revisar el informe completo: www.laredeselmensaje.mx