Pedro Kumamoto: la evolución de una política alternativa

En política si no se tienen las respuestas, hay que ser parte de las preguntas.

El miércoles 28 de abril de 2017 por la tarde, una transmisión en vivo a través de Facebook mostraba la indignación que invadía los rostros de Pedro Kumamoto e integrantes del grupo Wikipolítica Jalisco. Por segunda vez consecutiva se suspendió la votación de la iniciativa #SinVotoNoHayDinero en la Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso Federal. Por falta de quórum. De los 30 legisladores que integran la comisión sólo acudieron 10. “Es como si ustedes no hubieran ido a trabajar”, dijo Kumamoto en el video. “Es precisamente para lo que se les paga a las y los diputados”.

Dos días antes, la campaña para promover esta iniciativa tuvo actividades simultáneas en 35 ciudades de 27 estados de México. 120 organizaciones participaron en repartos de calcomanías, marchas, rodadas, pláticas en espacios públicos y universidades. La idea fue concientizar a la población acerca de una propuesta a nivel federal, que consiste en financiar a los partidos políticos en función de los votos que obtengan en cada elección, en vez del número de personas con credencial para votar. “Esto no fue una coincidencia”, dijo el diputado independiente acerca de lo que ocurrió en el congreso. “Vemos claramente que hay un enorme miedo por reducir los privilegios que tienen los partidos políticos”.

#SinVotoNoHayDinero no es la causa más relevante que apoya el equipo de Kumamoto, pero sí una que ilustra la intención que tuvo Wikipolítica al trabajar para lograr la diputación en 2015. Mejorar la calidad política de la democracia en el país. Hacer que la democracia se vuelva cada vez más popular, es decir, más conocida y más arraigada entre las clases que no se sienten representadas por la política tradicional. De los cinco candidatos independientes que obtuvieron un cargo en las elecciones de ese año, Pedro es el único que pertenece a una organización ciudadana como Wikipolítica, la cual agrupa en su mayoría a jóvenes que buscan una forma de participación con la que puedan identificarse. Un momento más en la histórica tensión entre las tradiciones y las rupturas que han caracterizado a Guadalajara.

“Es un reflejo de los últimos cuarenta años de Guadalajara, una ciudad que no se rinde, que no baja los brazos, que cree en las alternativas y en la dignidad de las demás personas”. Kumamoto dice que su generación creció desencantada de la política institucional. Se considera uno más entre todas esas personas que cuestionan el estado de las cosas en la sociedad y procuran un cambio desde diferentes ámbitos. Alternativas en la defensa de los derechos humanos, ambientalistas, en las causas de género, en la música, la comida, la diversión, la producción. “¿Wikipolítica es la receptora de todas ellas?”, lanza la pregunta retórica y responde en seguida: “desde luego que no, pero sí es por lo menos una forma de decir que creemos que no estamos siendo representadas todas las personas que vivimos en esta ciudad”.

¿Y a quién ha representado la política en estos años?

Yo creo que representaban a un sector que ha sido históricamente participante de lo electoral y que no necesariamente tienen una reverberación en movimientos sociales o en espacios de la sociedad civil, sino que tienen una reverberación en los poderes fácticos, los grupos económicos que tienen concentrada la mayor cantidad de poder financiero o político en Jalisco. Estoy hablando de Raúl Padilla, de las personas que estaban en el PRI y luego se fueron a Movimiento Ciudadano como Enrique Alfaro, estoy hablando también de los procesos políticos de los grupos de poder real en Acción Nacional. Son las personas que ejercen el poder en este estado, ¿cuándo hemos visto a jóvenes? ¿cuándo hemos visto miembros de la comunidad de la diversidad sexual, a personas indígenas, a gente del campo o profesores? Lo que quiero decir es que sigue siendo muy homogéneo el perfil de quien ocupa la toma de decisiones y el perfil sociodemográfico de quienes la ocupan en Jalisco.
Habituar la política

Ubicado en el municipio de Zapopan, el distrito 10 abarca una franja de colonias al poniente de la ciudad que en sí contienen una muestra de la disparidad en la calidad de vida en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Desde las áreas residenciales más exclusivas de la clase alta como Puerta de Hierro y Colinas de San Javier, hasta sectores afectados por inseguridad y una deficiente cobertura de servicios básicos como El Colli y Pinar de la Calma. Un distrito electoral que históricamente había pertenecido al PAN y que ahora es el primero en ser representado por un diputado independiente. Para Kumamoto, su electorado no era panista, simplemente no querían al PRI.

Fue entrevistado en medios de todo México. La historia de un joven y sus amigos que ganaron una diputación sin demasiados recursos llamó la atención en un país acostumbrado a procesos electorales que parecen más concursos de popularidad entre viejos lobos de mar que no escatiman en dinero ni promesas. Entonces hubo resonancia en otras ciudades, personas que simpatizaron con la propuesta del diputado independiente que incluso era distinto a los otros independientes electos en 2015. “Estamos muy cercanos a los movimientos sociales porque creemos que es una vía el construir conciencia, profesionalizarnos y participar en la toma de decisiones públicas”, opina Kumamoto.

Wikipolítica hoy tiene relación con diferentes organismos comprometidos con diversas causas, aunque la brecha con movimientos obreros y campesinos sigue presente. Para Kumamoto, la desigualdad en la ciudad es algo que duele y piensa que Wikipolítica podría no ser la respuesta. “Quizás el proceso que generemos dará origen a otras organizaciones de base, organizaciones más plurales que a lo mejor todavía no están ahí, o ya están y podemos ayudar que las construyan, o que Wikipolítica se sume a otro frente más amplio o se convierta en un una aspiración nueva”.

La idea es seguir participando. Si no se tiene la respuesta, al menos ser parte de la pregunta. Porque buena parte de esto es cuestionar, ya sea las relaciones de poder entre las personas o la lógica de un sistema basado en las ganancias y la competencia. En lo personal, el cambio por el que lucha Kumamoto tiene que ver con generar un entorno que se parezca a la ciudad donde él creció. Lo cual no deja de parecerle un acto egoísta. “Parte esencial de quien soy ahora se lo debo a esos vestigios de ciudad y de organización social donde el dinero no era lo más importante”, dice. “Yo creo que soy resultado a fin de cuentas de una noción de una sociedad más igualitaria, una búsqueda de un país donde el espacio público se valora por lo que significa convivir en un espacio de comunes”.

El jueves 1 de junio a las 5 de la mañana, Pedro Kumamoto publicó en su cuenta de Twitter: “El país que queremos es posible: #SinVotoNoHayDinero fue aprobada hoy en Jalisco”. Después de una larga sesión e intensas negociaciones, el Congreso de Jalisco aprobó reducir el financiamiento a partidos políticos con 31 votos a favor, cinco en contra y dos abstenciones. Una muestra de lo que puede lograr un modesto grupo de jóvenes sin mucho que perder, frente a la poco alentadora camada de políticos de toda la vida.

Javier Angulo

Javier Angulo (Culiacán, 1985). Escribe para no volverse loco y toca música para no escribir. Le apasiona el paso del tiempo, la cultura pop y la humanidad. Hace canciones y las interpreta con un grupo.