Abandono, sacrificios y estigma

Los animales abandonados de la pandemia

En la azotea de una casa en el municipio de Guadalajara, tres perros fueron abandonados desde mayo del año pasado. Eran apenas los primeros meses de la pandemia de la COVID-19 en Jalisco cuando vecinos de la colonia San Andrés escucharon ladridos en una azotea. 

El dueño los había dejado ahí porque enfermó de coronavirus y sumado a su discapacidad motriz, tuvo que mudarse a casa de unos familiares para recibir mejor atención. 

Pasaron los meses y los perros seguían en la azotea; finalmente familiares les dieron acceso a los vecinos y rescatistas para que los alimentaran. Sin embargo, los dueños no han querido dar en adopción a los tres perros, quienes, tras nueve meses, siguen en la azotea esperando a que su dueño regrese a casa.

Este es uno de los casos de abandono de animales que la asociación civil Justicia y Dignidad Animal ha registrado desde que comenzó la pandemia en Jalisco. 

Mariajosé Lozano, integrante de la asociación, aseguró que los casos de abandono que ha documentado la asociación se han recrudecido. 

“Si al principio de la pandemia eran dos o tres casos al mes, ahora estamos en dos o tres casos por semana, parece que no son muchos pero sí, son animales que se quedan a la deriva porque su familia se encuentra en una situación de vulnerabilidad por la COVID-19, ya sea por enfermedad o porque se quedaron sin trabajo”. 

En el municipio de Guadalajara esto se reflejó en el número de sacrificios de animales. El año pasado la Dirección de Protección Animal realizó mil sacrificios de animales, mientras que en 2019 fueron 375. 

Es decir que durante el primer año de la pandemia se sacrificó más del doble de animales en dicho municipio que hace dos años. 

De acuerdo con Juan Barragán Sánchez, director de Protección Animal del municipio, la pandemia también trajo desinformación en cuanto a la transmisión de la COVID-19 desde los animales, lo que también causó que creciera el abandono.

Ante esto, de acuerdo con Barragán Sánchez, los reportes por perros callejeros en malas condiciones de salud aumentaron y por tanto también los sacrificios. Entre los meses de abril a octubre del año pasado fueron los que más se encontraron con este fenómeno de abandono. 

La activista Maríajosé también agregó que las familias han contactado a la asociación para solicitar asesoría ya que “la situación económica les ha impedido tener a su animal o no les permite darle una buena atención veterinaria, pero cuántas de esas personas no llegan con nosotros y directamente solicitan el sacrificio”. 

El problema de los perros y gatos callejeros es multifactorial, de acuerdo con la activista. 

Algunos de estos factores son la falta de educación de la tenencia responsable de los dueños, es decir no dejarlos vagar por las calles; el desconocimiento de los beneficios de la esterilización, que los municipios garanticen este procedimiento de manera gratuita y accesible, y dejar de reproducir a los animales. 

También está el factor socioeconómico, es decir, los obstáculos económicos que enfrentan las familias para mantener a los animales vacunados o desparasitados, y todos los gastos de transporte. Además de la cría y venta de animales “de raza”. 

“Esta pandemia ha venido a dejar en mayor indefensión a los animales que ya de por sí estaban relegados a nivel político, social, legislativo y económico”, sostuvo la activista. 

 

Sacrificios

En los últimos tres años 26 mil 202 perros y gatos han sido sacrificados en las unidades de protección animal de ocho municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara (Tonalá, Tlaquepaque, Zapotlanejo, El Salto, Ixtlahuacán, Tlajomulco, Zapopan y Guadalajara). 

De acuerdo con los datos, el municipio de Tlajomulco es el que más ha sacrificado perros y gatos en los últimos tres años. La cifra de animales sacrificados en esos tres años es igual a la de los sacrificados en un año en toda la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). 

En la respuesta a la solicitud de información el municipio sostuvo que aunque en su sistema de registro no se capturan los motivos de sacrificio, pero los motivos varían desde abandono, enfermedad, agresivos o que no tienen espacio en sus domicilios.

Los datos también revelan que de 2018 a 2019 se registró un aumento en el sacrificio de animales en la ZMG, sin embargo, para el 2020, el año en donde pegó la pandemia de la COVID-19, la cantidad disminuyó. 

Esta disminución, de acuerdo con la activista de la asociación civil de Justicia y Dignidad Animal, se puede atribuir a que los ayuntamientos dejaron de otorgar algunos servicios en sus unidades de protección animal debido al confinamiento. 

Los únicos dos municipios que registraron un aumento en la matanza de animales fueron Tonalá y Guadalajara con mil 715 y mil, respectivamente. En contraste, en Guadalajara se logró el año pasado, a través de la Unidad de Protección Animal, la adopción de 100 animales. 

 

Servicios interrumpidos

La pandemia por la COVID-19 también golpeó el servicio de esterilización de animales en el municipio de Guadalajara, uno de los procedimientos fundamentales para atender el problema de los animales callejeros. 

Durante 2018 se realizaron 6 mil 104 esterilizaciones, en 2019 fueron 8 mil esterilizaciones y el año pasado solo fueron 2 mil 326 procedimientos. 

“Fueron alrededor de seis meses en los cuales tuvimos que modificar el procedimiento a una nueva realidad. Lo que hacemos es dar una cita por teléfono a las personas que deseen hacer una esterilización”, comentó Juan Barragán Sánchez, director de Protección Animal del municipio. 

Otro servicio que durante la pandemia se vio afectado fueron las adopciones de animales en este municipio, pues como seguimiento de las adopciones se realizaban visitas domiciliarias y se llenaban los requisitos de manera presencial. 

Durante 2019 se concretaron 106 adopciones y el año pasado fueron 100. Ahora con la pandemia y las restricciones de contacto físico los procesos de adopción y seguimiento se realizan a través de internet en https://www.facebook.com/ProtAnimalGdl y en el teléfono de la dirección de Protección animal. 

Para sacar una cita de esterilización animal en el municipio de Guadalajara: 33 2595 6493. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que los animales como perros y gatos no son una fuente de infección del COVID-19 para los humanos, aunque sí existen casos aislados de perros y gatos infectados por el virus, en general como especie no representan una amenaza. También la organización condena el abandono de animales por la desinformación que se ha generado al creer que sus mascotas podrían contraer el virus e infectarles. 

Algunas de las recomendaciones que la OMS da para convivir con mascotas durante la pandemia son lavarse las manos antes y después de tocarles, y en caso de que usted esté enfermo de coronavirus recomiendan limitar el contacto con las mascotas. 

 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes adquirir una membresía desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Paloma López

Paloma López

Egresada de Periodismo y Comunicación por el ITESO, enfocada en Derechos Humanos, LGBTTTIQ, Género y Movilidad. Ha participado en diarios locales como El Informador, Proyecto Diez, Zona Docs y Territorio. Amateur de la fotografía y medios audiovisuales.