Desde la redacción de territorio

Una mirada interior a lo que hacemos

Hacer periodismo es diferente para cada medio de comunicación, para cada reportero y para cada situación que se vive. No es lo mismo reportar la pandemia desde Italia que desde México, o reportar una crisis económica desde la versión oficial o la versión de quienes lo viven. 

Por ello, en Territorio hemos decidido compartir un poco de las experiencias que vivimos, de las decisiones que se toman en la redacción todos los días y los retos a los que nos enfrentamos. Esto, con la intención de mostrar cómo es hacer periodismo desde nuestra trinchera, colaborar con nuestra experiencia y abrir el debate hacia las diferentes formas de informar e interactuar con la información y la realidad. Este es nuestro primer texto Desde la redacción. 

 

Elegir un tema y publicarlo

Al inicio de la pandemia, la segunda semana de marzo para quienes vivimos en México, nos propusimos trabajar con un equipo especializado para retratar, desde nuestro estilo, cómo se vive la pandemia. No fue algo que tuviéramos planeado, nadie sabía cómo iba a desarrollarse la enfermedad, los contagios, cómo iban a reaccionar las autoridades y cómo sería esa crisis económica que varios especialistas advertían. Pero sabíamos que era algo histórico que debía de investigarse y contar. 

Así armamos nuestro equipo de cuatro reporteros, todos con experiencia y con intereses variados para permitirles libertad en la propuesta de temas y tener miradas diferentes ante la pandemia. 

Desde marzo, cada semana los reporteros eligen un tema, proponen su idea y explican por qué consideran relevante hablar sobre ello, qué se ha dicho antes, qué hay de novedoso en el tema y cómo aportaría a la discusión de nuestros lectores. 

Una vez elegidos los temas y discutido la mejor manera de retratarlos, las fuentes a consultar y los datos, sigue el trabajo de diseño para darle uniformidad y coherencia con la imagen de portada y el contenido del texto. 

En medio de la incertidumbre por la crisis sanitaria, combinada con la flexibilidad que requiere la labor periodística hemos aprendido la importancia de la buena comunicación en equipo. De estar dispuestos a cambiar los planes cuando surgen momentos urgentes como picos de brotes por COVID-19, manifestaciones, desapariciones forzadas o renuncias de funcionarios públicos. La comunicación es clave en los cambios de última hora, en las entrevistas que llegan tarde o en los datos que se tienen que actualizar varias veces al día. Es parte del trabajo pero funciona mejor cuando se hace en equipo. 

Ahora hemos cambiado nuestra cobertura, cuando antes considerábamos esencial solo hablar de la pandemia, ahora reconocemos que es necesario matizar, hablar de otras maneras en la que afecta la crisis sanitaria y de otros temas que se entrelazan con la COVID o no. 

Ya no sabemos cuánto va a durar el confinamiento, aunque nunca lo supimos. Tampoco tenemos certeza de cómo serán los próximos años frente a una crisis económica y una nueva normalidad que no termina de cuajar en México. Pero sabemos que sigue siendo importante informar, ofrecer una nueva mirada y un periodismo de investigación riguroso que permita a nuestros lectores ver una realidad más amplia, con más matices. 

 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, lo puedes hacer desde acá.

#TerritorioBienPúblico