El botonazo y los intereses de Alfaro

La pandemia en Jalisco

La imagen del dedo índice gigante apretando un botón rojo se hizo realidad. O al menos esa pareciera ser la que el gobierno estatal quiere generar en la población: la del funcionario público tomando una decisión importante, en suspenso, definitiva. 

Y es que después de meses de anunciar el encendido del “botón de emergencia”, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, (mismo quien bautizó así su estrategia de contención por la COVID-19) finalmente aprobó la suspensión de algunas actividades durante 15 días. 

Ayer, en rueda de prensa, Alfaro confirmó la aplicación de las medidas a partir del viernes 30 de octubre y  explicó que la decisión era inminente ante el incremento de contagios en el estado. Desde el 7 de julio, el gobernador junto con la mesa de salud integrada por especialistas, presentaron dos indicadores de contagios que llevarían a tomar decisiones importantes en el caso que se rebasaran. El primero es que la incidencia de contagios acumulada por semana no debe rebasar los 400 casos. El otro es el de la ocupación hospitalaria en instituciones públicas donde no se debe rebasar el 50% de camas ocupadas. 

“Los dos indicadores que la mesa de salud estableció para la activación del botón de emergencia han llegado a un punto crítico”, reconoció Alfaro. Y este miércoles, el secretario de salud, Fernando Petersen informó que en los últimos 15 días se han rebasado los 4 mil casos activos en la entidad. Además, Jalisco ocupa el quinto lugar nacional por defunciones aunque se encuentra en los últimos lugares por tasa por 100 mil habitantes (47 casos por cada 100 mil habitantes). Otro dato preocupante, agregó Petersen, es que la tasa de positividad es de aproximadamente el 50%, es decir, 1 de cada 2 pacientes que se hacen la prueba resultan positivos. 

Alfaro también aprovechó para criticar las acciones de los ciudadanos por no respetar la “responsabilidad individual”, un término que presentó meses atrás como una de las estrategias de contención: que cada ciudadano se haga cargo de sus salidas, su exposición al virus y sus posibles contagios. 

“Pareciera que le perdimos el miedo al virus, los centros comerciales a tope, los restaurantes con filas para entrar, los bares llenos, las casas se convirtieron en centros de reunión y de fiesta, la gente paseando como si nada sucediera, incluso muchas personas olvidaron ya la importancia de usar cubrebocas y muchos negocios dejaron de cumplir las normas”, refutó el mandatario en un video compartido el domingo pasado. 

Pero no ha sido la única ocasión en que Alfaro Ramírez ha responsabilizado a otros por la situación de salud. Desde el 1 de abril ha criticado la estrategia del Gobierno Federal y a los funcionarios encargados, a quienes ha acusado de esconder datos negativos sobre el manejo de la crisis.

Sin embargo, tras la declaración de la fase de “responsabilidad individual” el 11 de junio, se descartó del sistema de monitoreo el indicador de movilidad. El incremento del porcentaje de este indicador había sido influido por la reactivación económica originada desde el 13 de mayo en la que los comercios de sectores no esenciales iniciaron su apertura gradual.

Actualmente el promedio de reducción de la movilidad en Jalisco es de apenas el -15%, según datos de Google que toma como referencia el valor medio de movilidad entre el 3 de enero y el 6 de febrero del 2020, justo antes del comienzo de la pandemia (11 de marzo, según declaró la Organización Mundial de la Salud); en contraste, el promedio nacional es de -20%.

A esta fase de “responsabilidad individual” se han sumado anuncios de apertura de playas, bares, cantinas, restaurantes y hasta promoción y regalos de boletos de avión para viajar. El propio gobernador ha insistido en que las medidas de prevención se han descuidado por parte de los ciudadanos. “Llevamos cuatro meses con estos mecanismos de prevención. Hubo momentos donde hicimos todos las cosas bien pero en las últimas semanas, desde mi punto de vista, se relajó de más la disciplina”, afirmó en la conferencia de este miércoles. 

Las medidas establecidas por el botón de emergencia tendrán validez del 30 de octubre al 13 de noviembre y aplican para todo el estado. Entre las principales están la suspensión de actividades durante los fines de semana para negocios donde se reúnan muchas personas como restaurantes, bares, antros y grandes supermercados. Durante el fin de semana dichas actividades se suspenderán a partir de las 19:00 horas, aunque el servicio de entrega a domicilio seguirá vigente. 

Las reuniones por la noche en espacios públicos y salones de fiestas también quedan suspendidas así como las reuniones en domicilios. Tanto Alfaro como el presidente municipal Pablo Lemus motivaron a los ciudadanos y vecinos a no hacer reuniones por el Día de Muertos o halloween y aunque no aclararon los modos de sanción o multas, no negaron castigos. Además, se redoblarán los operativos alcoholímetros. 

El gobernador aclaró que no se trata de un toque de queda, las personas podrán transitar libremente por las calles en la noche, pero no habrá comercios abiertos.

 

Economía > Salud

“El rediseño del botón de emergencia se pensó con un propósito central: afectar lo menos posible las actividades económicas” dijo el mandatario este miércoles. Este discurso ha sido notorio en las estrategias del Plan Jalisco COVID-19, ya que desde el anuncio de la fase de reactivación económica en mayo no ha parado la apertura de nuevos sectores comerciales.

El golpe económico provocado por la pandemia se notó en que el 60% de comercios en Jalisco tuvieron necesidad de apoyos para reactivar sus negocios y el 2% cerró, según un estudio del Instituto de Información Estadística y Geográfica (IIEG) de Jalisco 

Las cifras de empleo formal también reflejan el embate: en marzo estaban registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) 98 mil 367 patrones, pero en mayo decayeron a 97 mil 536; según el último corte en septiembre se han recuperado 502 nuevos patrones. 

Además, desde marzo hasta julio se acumularon 95 mil 331 empleos formales perdidos y hasta agosto se revirtió la tendencia y se tuvo una ganancia de 15 mil 861 nuevos empleos y en septiembre 11 mil 165. 

El costo de esta recuperación se ha visto reflejado en la saturación en algunas plazas, corredores comerciales y áreas de bares y restaurantes. De hecho, las estadísticas de Google indican que Jalisco es el segundo estado del país que menos ha reducido la movilidad en zonas de tiendas y ocio con -25%, solo detrás de Baja California que tiene -23%. 

 

¿Y el transporte? Cuáles son los intereses de la movilización 

Otro factor importante que paralizará la movilización son las medidas con el transporte público y privado. Durante los fines de semana el transporte público queda completamente suspendido, es decir, desde el viernes a las 21:00 horas y hasta el lunes a las 5:30 horas ninguna persona podrá utilizar el camión, tren, macrobús o cualquier otro servicio público. 

En abril, el porcentaje de personas menores de 30 años de edad contagiadas con COVID-19 en Jalisco era del 21.6%, comparado con los datos del mes de octubre (hasta el día 24) la proporción se incrementó a 29%, por ello se busca restringir la circulación del transporte público. 

Sin embargo, pareciera ser una decisión que deja en desventaja a los más pobres; es decir, aquellos que no pueden trabajar desde casa, que no cuentan con automóvil y que su único modo de transporte es el transporte público. 

“Solo está atacando el problema desde ciertos sectores sociales que son los que no pueden dejar de trabajar, no pueden trabajar a distancia, trabajan en actividades industriales que no se pueden suspender”, reflexionó Adriana Olivares González, coordinadora del Proyecto de Movilidad y Espacio Público del CUAAD. 

Y criticó que dentro de las medidas no se haya restringido el tránsito de los particulares quienes podrán desplazarse y reunirse a pesar del botón de emergencia. “Y otra vez el transporte público es el patito feo”. 

Además, para la doctora en arquitectura, dos semanas de bajar el flujo del transporte público no mitigarán los contagios. Lo que se debió de hacer antes y sobre todo se debe hacer después del botón de emergencia es garantizar medidas de sanidad, por ejemplo, que todos los choferes usen bien el cubrebocas y que el pago del pasaje sea, ahora si, electrónico o con máquinas. Además, urge que los camiones transiten a la mitad de su capacidad, pero para ello son necesarias más unidades. 

“Es importante que se mantengan varias medidas porque los más vulnerables son los que más utilizan el transporte público. Era un tema que se tenía que ver desde antes, medidas menos restrictivas, más permanentes y más eficientes”. 

A esta medida se añadirán las Empresas de Redes de Transporte (ERT) como Uber, DiDi, Sigo y Beat, que tendrán que dejar de operar en los mismos horarios; en contraste, los taxis convencionales podrán seguir operando con normalidad todos los días al igual que el sistema de MiBici Pública.

El anuncio de que el único medio de transporte disponible serán los taxis se da justo semanas después de que los taxistas se manifestaran en contra de las plataformas. “Sí es muy raro, los taxis y las plataformas brindan en el mismo servicio. No se ve cómo una decisión de tipo sanitaria sino más bien política”, criticó  Olivares González

En la conferencia de prensa, el gobernador afirmó que se busca desincentivar el movimiento fuera de las casas que, según han identificado, se concentra en grupos de jóvenes. A las medidas se suma la duplicación del número operativos de alcoholimetría.

Durante el informe se aseguró que los trabajadores que deban acudir a laborar en horarios de transporte restringido podrán usar transporte público siempre y cuando porten credencial de su empresa. El gobernador Alfaro Ramírez aseguró que fue por las conversaciones con grupos sindicales que se extendió el horario de suspensión de servicio de transporte público de las 20:00 horas a las 21:00.

El secretario de Transporte (Setran) Diego Monraz, añadió que las ERT estuvieron de acuerdo en suspender el funcionamiento de sus aplicación a partir de la hora establecida de lunes a viernes además de los fines de semana: “Fue un acuerdo con ellos, hay que hacer un reconocimiento a su solidaridad. Nos ayudarán a partir de hoy a informarles a sus choferes, y se dejará cualquier emergencia de transporte al servicio de taxis abierto a toda la población (…) (Las ERT) seguirán trabajando durante el día, pero les pedimos que nos ayuden a  cortar la movilidad que es clave para cortar las cadenas de contagio”.

Esto representará para varios choferes de ERT una pérdida de hasta el 50% de sus ingresos. Por ejemplo, Josué Pérez, quien conduce un vehículo de Uber, afirmó que sus ganancias se incrementaban casi al doble durante los fines de semana. “Algunos se enfocan a trabajar fines de semana y otros en horarios laborales”

Según la última Encuesta de Satisfacción de Usuarios de Transporte solicitada por la Setran, la segunda opción de traslado que consideran las personas en el Área Metropolitana de Guadalajara después del transporte masivo es el automóvil particular (8.7%), posteriormente las ERT (7.6%) mientras que los taxis apenas tienen un 3.8%, considerada como cuarta opción.

Además un estudio de evaluación de los servicios de ERT encargado por Setran (que data de 2016), expone que la calificación promedio de los servicios de estas plataformas es de 9.6 en una escala de 0 a 10. Hasta el 85% de los usuarios encuestados afirmó que dejó de usar taxis total o parcialmente por alguna ERT; el 79% de los usuarios tienen de 14 a 34 años de edad. 

Sobre las ventajas de los taxis sobre las ERT, los encuestados afirmaron como respuestas principales: no sé (31.0%), ninguna (17.1%) y que se puede tomar en la calle (11.4%). En contraste, las ventajas de las ERT sobre los taxis fueron principalmente la seguridad (20.3%) y la comodidad (14.6%).

Para evitar abusos de cobros por parte de taxistas, el Gobierno de Jalisco promoverá una “tarifa solidaria” que establece costos máximos de 150 pesos por traslados en el AMG y mínimos de 35 pesos (dentro del Periférico).

Con esta activación del botón y restricción en el transporte, se espera bajar hasta a un 40% de movilidad de personas, comparado a la cotidianidad previa a la pandemia; además de que el indicador de movilidad puede volver a considerarse.

 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, lo puedes hacer donando desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico