El camino hacia la vacunación masiva

Mitos y plazos

Que viene con un chip localizador que servirá para controlar a la población, o que podría contagiar de coronavirus en lugar de aliviar a las personas, son algunos de los mitos e información falsa que gira en torno los proyectos de vacuna contra la COVID-19. 

Ambos casos son improbables. Si la vacuna –cualquiera- genera algún síntoma como fiebre, por ejemplo, es una situación común, una reacción normal y natural del cuerpo ante una agente externo.

Así lo explicó el doctor Sergio Sánchez Enríquez, director de la División de Ciencias Biomédicas del Centro Universitario de los Altos (CUAltos), de la Universidad de Guadalajara (UdeG). 

Lo que es cierto en torno a las vacunas desarrolladas contra la COVID-19 en el mundo es que se han realizado con celeridad, pues suele tomar hasta tres años tener una lista. En este caso, y debido a las características de la pandemia actual, ha tomado meses. 

El experto explicó que esto se debe a que se están combinando las fases de su elaboración: la número 1 es cuando comienza el desarrollo y la prueba en modelos animales, la 2 cuando se prueba en grupos de voluntarios; y la 3 cuando el ensayo clínico avanza a una mayor cantidad de personas para obtener datos sobre la respuesta inmunitaria y la seguridad que produce. 

Tal es el caso de Sputnik-V, la vacuna que el gobierno de Rusia elaboró y en la que combinó las fases 2 y 3 (por ello estuvo lista antes que los demás) y está generando resultados positivos de momento. Sánchez Enríquez explicó que, como ya se dijo, todo medicamento y las vacunas mismas pueden generar alguna reacción en las personas. 

Así ocurrió recientemente con la vacuna generada por el laboratorio AstraZeneca –la que México producirá junto con Argentina para distribuir en América Latina- que reportó una “reacción adversa” en una persona y por motivos de seguridad decidió poner en pausa su fase 3. 

La suspensión es momentánea y suele ocurrir, explicó el investigador de la UdeG, quien calculó que pueda tomar un mes en lo que realizan la revisión de la vacuna, lo cual únicamente provocaría su retraso para aplicarse en México.

De todas formas, la doctora Soumya Swaminathan, científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió a inicios de septiembre que las vacunas contra la COVID-19 desarrolladas en varios países -son 30 candidatas- estarán listas hasta mediados de 2021.  

Eso es porque después de la fase 3 se esperarían los resultados de los ensayos clínicos para comenzar con su fabricación y distribución, lo que será un verdadero reto. 

“Hablando de manera realista a mediados de 2021, tal vez el segundo o tercer trimestre, es cuando vamos a ver dosis que comienzan a llegar a los países”, declaró la experta. 

Y el camino será aún más largo. De acuerdo con el doctor Sánchez Enríquez, una vez que alguna de las vacunas llegue a México, la vacunación de personas será una labor extraordinaria.

Si se aplicaran 10 millones de dosis en un mes, tomaría más de un año llegar a toda la población en el país, calculada en 126 millones de personas aproximadamente. Eso sin contemplar que, pese a todo, habrá personas que se sigan mostrando reacios a la vacuna. 

¿Y qué es una vacuna? De acuerdo con la OMS es “cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos”.


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, lo puedes hacer donando desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Jonathan Bañuelos

Jonathan Bañuelos

Estudió periodismo en la Universidad de Guadalajara, y una especialidad en periodismo de arte y cultura en la Universidad Iberoamericana. Inició en 2011 como colaborador en Radio Universidad en Ocotlán, Periodismo Transversal y el Semanario Guía.
Ha sido reportero en La Jornada Jalisco, Más por Más GDL, y MURAL; así como redactor web para NTR Guadalajara .
Reportea temas sobre derechos humanos, organizaciones civiles, medio ambiente, migración y cultura.
Es conductor activo en el programa radiofónico Ciudad Olinka de Radio Universidad en Ocotlán.