El capricho del pacto fiscal

¿Es útil y justa una consulta ciudadana?

Habrá consulta después de las elecciones. Eso fue lo que anunció el gobierno estatal de Jalisco, una nueva consulta ciudadana en la que se pretende que los habitantes decidan si el estado debe revisar las condiciones del pacto fiscal federal o no. 

El pasado 5 de mayo, el gobierno de Enrique Alfaro, dio a conocer que durante agosto y septiembre se convocará a la ciudadanía a participar en la consulta pública donde les preguntarán si están de acuerdo en que el congreso local decida salirse o no del pacto. 

Durante tres fines de semana, los jaliscienses podrán responder a la pregunta “¿estás de acuerdo en revisar la política fiscal del estado para que el congreso de esta entidad federativa decida si Jalisco se mantiene adherido a los convenios de coordinación fiscal, se negocien nuevas condiciones o se den por terminados?”.

El anuncio se dio tras más de un año de discusiones políticas en las que Alfaro ha criticado la repartición de recursos por parte de la federación y aseguró que urge cambiar el modelo del pacto fiscal para que sea equitativo para todos los estados. Fue así que se creó la Alianza Federalista conformada por gobernadores de otros estados como Nuevo León, Michoacán y Colima para exigir un nuevo acuerdo. 

Pero, ¿es útil y justa una consulta ciudadana?

El mecanismo “democrático” 

El discurso político del gobernador jalisciense ha sido que la consulta pública es una manera de involucrar a los ciudadanos y permitirles decidir algo de interés estatal y nacional. 

Y aunque se ha manejado con la postura de involucrarles, la información sobre el tema ofrecida desde el gobierno estatal parece no ser suficiente para que todos los ciudadanos comprendan a profundidad las implicaciones de salirse del pacto fiscal. 

Algunos especialistas han criticado la propuesta de Alfaro al demostrar que Jalisco depende casi por completo de los impuestos federales. Por cada 100 pesos que tiene el estado, 91 vienen de la federación. Es decir, no ha demostrado capacidad de recaudación ni mecanismos suficientes para ser un poco más independiente. 

Incluso, han cuestionado las verdaderas intenciones del gobernador en un tema que pareciera solo tener intereses políticos y bajo un contexto de conflicto entre el gobierno estatal y el federal que se ha gestado desde el inicio de ambas administraciones. 

“El gobernador ha usado lo del pacto para reclamar a la federación más recursos y una mayor participación del estado en el presupuesto. Es legítimo que el gobierno lo haga pero falta ver cómo se va a organizar”, comentó José Bautista Farías, maestro en política y gestión pública. 

De acuerdo con el experto en participación ciudadana y rendición de cuentas, el pacto fiscal sí es un tema relevante para la ciudadanía pero es necesario ofrecer más información antes de convocar a una consulta pública. No todos los ciudadanos dominan los temas económicos y es responsabilidad de las autoridades ofrecer tanto las ventajas y las desventajas del tema. 

“El ciudadano común no tiene muchos elementos para emitir una decisión informada del tema y esto generalmente no se prevé ni se realiza con la anticipación necesaria. En este caso es un asunto más político y tiene que ver con la relación entre el gobernador de Jalisco y la federación”.

Además, las consultas o plebiscitos parecieran no ser suficientes para una propuesta tan relevante como salirse de un acuerdo federal. Es una falsa forma de participación pública, de acuerdo con el economista Carlos Brown. 

“Preguntarle a la gente si le parece, pero le parece en relación con qué. No se trata de preguntar si o no, hay una responsabilidad muy fuerte que es la pedagogía pública”. 

Y cuestionó la manera en la que se formulan las preguntas, es decir, no se trata solo de “revisar la política fiscal”, como lo propone el estado, sino también se debe explicar cuál va a ser el costo de esa revisión o, en su caso, de la salida por completo. 

“Y la otra pregunta es que si tuvieran más dinero en qué se lo van a gastar, ¿hacer un uso otra vez en las empresas de comunicación social favoritas del gobernador? 

Si esa pregunta no va acompañada de una pedagogía política pues no sirve”, recalcó Brown. 

La propuesta desde el estado es generar foros de consulta previos a la votación en donde se explique el tema más a detalle. Aunque lo ideal sería que fueran foros extensos y accesibles para todos los que quieran participar. 

Esa era una de las propuestas del grupo Nuevo Pacto: Equidad y Solidaridad Fiscal, encabezado por el comunicador Enrique Toussaint y que se creó para analizar las opciones económicas en Jalisco, quienes prometieron ofrecer al gobernador una mirada más amplia de la realidad económica y las implicaciones de salirse o no del pacto fiscal. 

El 17 de febrero, después de meses de no transparentar sus sesiones y sin tener un sitio web con más información a pesar de las promesas, entregaron a Enrique Alfaro cuatro acuerdos para buscar un trato justo en materia fiscal. 

Propusieron que el congreso trabaje para redefinir los acuerdos con Jalisco y la nación; que el grupo haga un mapa fiscal en el que se especifique cuánto pagan los jaliscienses de impuestos, a dónde se distribuyen, cuántos de esos recursos nos regresan y en qué se gastan; y por último, consolidar “un verdadero federalismo mexicano, para dejar atrás décadas de centralismo”, recalcó el gobernador. 

Hasta la fecha, de sus propuestas solo se ha consolidado la consulta pública y aún no hay información clara sobre el manejo de sus recursos, la cantidad de sesiones que han tenido en el 2021 y la metodología con la que trabajarán para hacer el análisis de impuestos. 

¿Y las demás peticiones? 

La consulta ciudadana o plebiscito está estipulada en la Ley de Participación Ciudadana de Jalisco aprobada en el 2019. Esta establece que se puede aplicar a nivel estatal o municipal y la pueden proponer ciudadanos o autoridades. 

Tras la aprobación de la ley, impulsada desde la sociedad civil, varios ciudadanos han hecho valer su derecho y propuesto consultas públicas para temas en la Zona Metropolitana de Guadalajara; sin embargo, no han sido escuchados ni se han organizado de manera tan expedita como la consulta del pacto fiscal. 

El primer ejemplo es la Plaza Arcos, un proyecto inmobiliario en el centro de Zapopan que vendió el municipio a una empresa privada, en donde están involucrados familiares del gobernador, para crear una plaza. 

Ante la noticia que se dio a conocer en el 2019, un grupo de ciudadanos se manifestó en contra alegando que el proyecto atenta contra el área histórica que representa el centro de Zapopan. Se organizaron y cumplieron con todos los requisitos para convocar a una consulta para que los ciudadanos, sobre todo vecinos, decidan si quieren o no dicha construcción. 

Sin embargo, el consejo de participación ciudadana de Zapopan ha incumplido con su labor y no ha sesionado para aprobar la consulta y enviarle la petición al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). 

Más allá de los intereses políticos tanto de autoridades municipales como estatales, algo que urge revisar es la burocracia detrás de la petición de plebiscito. 

“Habría que revisar el número de instancias involucradas en un proceso de consulta o mecanismo de participación ciudadana”, comentó Bautista Farías quien es académico del ITESO. Y explicó que tan solo a nivel municipal la petición tiene que pasar por el consejo, el IEPC y el Tribunal. “Este comité debería de asesorar a los ciudadanos y esa labor no está suficientemente clara ni cuentan con recursos, quien se ha encargado de difundir estos mecanismos es el IEPC pero es insuficiente”. 

Ahora, con las campañas, los peticionarios tendrán que esperar a que terminen para que vuelva a sesionar el consejo y tomen una decisión. Aún así, en cuanto terminen las elecciones, lo que sí avanzará será la consulta sobre el pacto fiscal y el interés que ha defendido desde hace más de un año el gobernador. 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes adquirir una membresía desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Katia Diéguez

Katia Diéguez

Es periodista formada en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) en Jalisco. Desde su formación como estudiante y ahora como profesionista ha trabajado en diferentes medios locales como Más por Más, el Diario NTR, Territorio y Mural de Grupo Reforma. En este último trabajó como reportera de la sección local y realizó coberturas diarias y de investigación principalmente en temas de género, derechos humanos, infancia, diversidad sexual y educación. Además, ha complementado su educación con cursos y talleres de periodismo narrativo, de investigación, transparencia, género y derechos humanos.