El desabasto de agua se ensaña en colonias populares

¿Cuál ha sido el rol del SIAPA?

A pesar de que San Andrés no está dentro de la lista de colonias afectadas por el desabasto de agua que publicó el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), Grethel Penilla, residente de esta colonia, ha sufrido desde hace más de tres meses la falta del recurso. Aún así, ha pagado puntualmente por el consumo que debería garantizar el abasto en su casa, pero no ha sucedido.

Ante la desesperación solicitó al SIAPA la revisión de su medidor y la presión con que el agua llega su domicilio por lo que solicitó el cambio de la toma que regula la presión. Personal del SIAPA abrió la calle para hacer el cambio de tubos y se le cobró tres mil pesos extras a Grethel; pero todavía con esta obra no se ha resuelto el problema.

Conforme ha avanzado el año, la crisis por el acceso al recurso se ha agudizado y generalizado en la ciudad más allá de las 200 colonias del Oriente y Norte del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) que el SIAPA enlistó el 1 de marzo como las más afectadas por los bajos niveles de almacenamiento de la presa Calderón y el temporal raquítico de los años anteriores.

Por ello, el caso de Grethel no es aislado. A pesar del desabasto, el SIAPA no ha dejado de cobrar por el consumo y por servicios como el cambio de tomas. En 2021 ha realizado y cobrado por 653 cambios de tomas, según información obtenida vía transparencia. Desde 2015 a abril de 2021 realizó 12 mil 587 cambios, reinstalaciones o reconexiones al servicio que representan un cobro de 133.1 millones de pesos (MDP) extras, pero que no garantizan la regularización del abasto.

Las colonias con más solicitudes de este tipo son Jalisco (Tonalá), Jardines de la Paz (Guadalajara), Oblatos (Guadalajara), Loma Dorada (Tonalá) y San Andrés (Guadalajara); varias de ellas han sufrido el desabasto de agua en 2021.

En Tonalá ya temen por la “guerra del agua”

Un caso especial es Loma Dorada. Abraham Rosas, vecino de la colonia, quien nunca había sufrido la falta de agua como ahora. Ha reportado una y otra vez el desabasto al SIAPA pero solo recibe como respuesta “le daremos seguimiento”.

En el edificio donde reside tienen la suerte de tener un aljibe pero el nivel de agua baja a gran velocidad porque vecinos de otras cuadras llegan a llenar cubetas: “Necesitamos que alguien haga algo porque estamos a nada de que se arme una guerra campal entre vecinos por el agua”.

Al ritmo que el nivel de agua en el aljibe baja, las discusiones entre vecinos por el acceso suben de intensidad, ya que residentes del edificio insisten a los demás que no tomen líquido, pero a los demás “no les importa. Se les ha dicho que no tienen derecho de agarrar, solo los de mi edificio. Pero también vienen a escondidas o de noche. Preocupa el hecho de que pase algo más grave o haya algún ataque hacia los vecinos”.

Guadalupe Palma, también residente de Loma Dorada, asevera que los problemas vecinales cada día se hacen más graves: “Ha tenido un impacto negativo porque los vecinos se pelean por el agua (…) El agua no es suficiente y las personas que llegan tarde de trabajar no alcanzan y eso provoca discusiones porque todos la necesitamos. Detectamos que muchos sacan agua a escondidas de cisternas y aljibes y se la terminan”.

Reporta que vecinos han roto tuberías para concentrar el agua en algunas casas o tapado otras para que la presión se concentre en cierta zona “ya es una guerra por algo que el SIAPA no soluciona”. Afirma que tiene seis meses con problemas de abasto: “Solo nos dejaron sin servicio y ahorita ni nuestras quejas atienden en el SIAPA. No se tiene agua ni para bañarse y la poca que llega no es suficiente”. Aún así, no ha dejado de pagar un estimado anual de cuatro mil pesos.

En 2020, SIAPA recibió dos mil 168 millones de pesos por pago de servicio, menos que el año anterior, ya que hay colonias que registran miles de usuarios morosos que dejaron de pagar por el servicio. Por ejemplo, la colonia Oblatos en Guadalajara tiene cuatro mil 532 cuentas que no han saldado su deuda por 42.96 MDP; o la colonia El Sauz que tiene cuatro mil 163 morosos por un monto de 42.9 MDP.

De hecho, la recaudación del SIAPA por concepto de recargos o multas por falta de pago ha caído sustancialmente. En 2015 recibieron mil 583 MDP, pero en 2019 (el último año que el organismo reportó vía Transparencia) fue de apenas 219 MDP.

Para María González Valencia Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), los adeudos al SIAPA y los problemas de abastecimiento de agua revelan que el organismo brinda un servicio deficiente y opaco en la atención de los usuarios dependiendo de sus condiciones socioeconómicas.

En declaratoria del acceso al agua como derecho humano por parte de la Organización de las Naciones Unidas se establece que este servicio debe ser asequible para todos, de hecho se sugiere que el coste del agua no supere el 3% de los ingresos del hogar, es decir, no más de 251 pesos mensuales, basados en el sueldo promedio en México de 8 mil 371 pesos que estableció el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

De por sí la pandemia ha impactado en la economía de las personas que provocó que dejaran de pagar el servicio; y además, González Valencia explica que los adeudos demuestran hoy más que nunca la ineficiencia y los cuestionamientos hacia la operación del SIAPA por dos razones:

“Uno que no haya agua con las características adecuadas para consumo humano, y la segunda los cortes en el servicio (…) De fondo, el SIAPA necesita un reestructuración y una auditoría interna”.

Necesaria, reestructuración de fondo en el SIAPA

El descontento también se ha expuesto desde el interior del organismo. El 21 de marzo, trabajadores del SIAPA compartieron a través del Imdec su descontento con las operaciones:

“Miramos cómo los que mandan no conocen las labores que realizamos y solo ordenan o desordenan lo que por años hemos construido. Desde nuestras áreas de trabajo miramos, como nuestras herramientas, vehículos y la infraestructura de SIAPA se deteriora sin que los que mandan inviertan en rehabilitar lo que hoy no sirve”.

La opacidad y la falta de información ha caracterizado el manejo de la crisis por parte de los organismos operadores del agua. La integrante del Imdec María González Valencia recuerda como muestra la cancelación de la comparecencia de los titulares del SIAPA y la Secretaría de Gestión Integral del Agua en el Congreso de Jalisco para dar explicaciones por la crisis, misma que reagendó para el 6 de mayo.

Parte del desprestigio social que se ha ganado el SIAPA, agrega González Valencia, es la falta de representatividad ciudadana en el organismo: “No es lo mismo que vecinos de colonias tuvieran representantes dentro del organismo para incentivar la mejoría del mismo y la cultura de cuidado del agua (…) están rotos estos lazos”.

Concluye que las acciones y razones expuestas se han reducido a eventos de corto plazo y la narrativa gubernamental se ha especificado a la sequía, misma que ha afectado a usuarios domésticos pero no a las grandes empresas: “Trasladaron la responsabilidad a las personas o a los agricultores, pero no cierran la llave de los grandes usuarios”.


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes adquirir una membresía desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Saúl Justino Prieto Mendoza

Saúl Justino Prieto Mendoza

Es periodista de formación. Ha participado y colaborado en Radio Universidad de Guadalajara, proyectos web informativos como Tiempos de Enfoque, Vario Bros y Artículo Siete.
Durante su estancia en el periódico El Informador participó en coberturas para redes sociales, web y el diario impreso; posteriormente ingresó al área de periodismo de investigación donde desarrolló trabajos de profundidad sobre temas políticos, sociales y culturales.
Recientemente ha trabajado en áreas de divulgación de las Ciencias Sociales mediante la creación de contenidos multimedia para web y redes sociales.
Tiene casi 10 años de carrera donde ha indagado distintos aspectos de la divulgación e investigación periodística.