El transfuguismo político

Los más chapulines y camaleones de Jalisco

Decenas de políticos y políticas se esfuerzan por décadas para mantener vigente la frase “vivir fuera del erario es vivir en el error” pero pocos lo logran. Las campañas 2021 en Jalisco tendrán muchas caras conocidas desde hace décadas que han aprovechado vacíos legales para renovar su puesto cada tres años y seguir recibiendo sueldos de cientos de miles de pesos mensuales.

Dos son los personajes más longevos con puestos en gobierno casi ininterrumpidos desde 1992: Jorge Arana Arana (ahora candidato este año para diputado federal) y María del Rocío Corona Nakamura (quien se ha relacionado para cambiar de partido del PRI a Morena). En 1992 el Ejército Zapatista de Liberación Nacional aún no existía, el futbolista Irving “El Chucky” Lozano no nacía, Enrique Alfaro Ramírez apenas entraba a estudiar una licenciatura, y Arana Arana y Corona Nakamura ya vivían del erario público.

La frase citada se acuña a César Garizurieta, magistrado político y diplomático nativo de Veracruz elegido como diputado en tres ocasiones y embajador de México en Haití y Honduras a mediados del siglo XX, pero ni él logra el historial de Jorge Arana y Rocío Corona.

En 1984, cuando tenía 24 años de edad, Arana ocupó el puesto de administrador en el Ayuntamiento de Tonalá y en 1992 tuvo su primer puesto por elección popular de manera indirecta ya que fue parte de la plantilla de regidores del PRI. A partir de 1995 tuvo encomiendas partidistas y en 1998 fue elegido como presidente municipal de Tonalá e inició su travesía de no soltar “el hueso” aunque perdiera en la mayoría de ocasiones que compitió por el voto popular. 

Buscó ser gobernador en el 2000 y perdió al igual que en 2003 cuando intentó ser alcalde de Guadalajara, pero se quedó como regidor. En 2006 fue diputado local mediante el criterio de representación proporcional, en 2009 fue votado como diputado federal, en 2012 ganó de nuevo la alcaldía de Tonalá y en 2015 fue diputado local por representación proporcional. En 2018 perdió en las urnas su intento por volver a la Cámara de Diputados, pero volverá a intentarlo en 2021. De los siete puestos que ha ocupado, cuatro los ganó en las urnas y tres de ellos se le regalaron por el criterio de representación proporcional o plurinominal.

Por su parte, Rocío Corona Nakamura ha ocupado puestos desde 1986 cuando fue diputada local; paró de 1989 a 1992 pero fue su punto de inflexión para asirse al presupuesto público: 

 

  • 1992 regresó a ser diputada local.
  • 1995 fue regidora de Guadalajara.
  • 1997 diputada por representación proporcional.
  • 2003 de nuevo diputada local.
  • 2006 regidora en Guadalajara.
  • 2009 diputada local.
  • 2012 diputada federal.
  • 2015 diputada por representación proporcional.

 

En 2018 perdió la elección para ser senadora. Ha tenido ocho puestos políticos, cuatro ganados con votos y los otros cuatro por representación proporcional o de manera indirecta al integrar planillas de regidores.

Este tipo de políticos se ha aprovechado de la hegemonía de los partidos, en este caso el PRI, que controlaba las carreras políticas de los candidatos por su lealtad y poca productividad, explica Mónica Montaño Reyes, coordinadora del Observatorio Político-Electoral de la Universidad de Guadalajara.

Mientras en los últimos trienios y sexenios, añade, hubo más competencia entre los partidos políticos, los ganadores de las elecciones han buscado sobresalir por sus acciones de gobierno y que su futuro no dependa de la cúpula de un partido, sino de la opinión pública.

 

  • Los diputados locales ganan 109 mil 069.76 pesos brutos cada mes.
  • Los diputados federales ganan 75 mil 205.16 pesos netos.
  • Los senadores ganan 135 mil 935 pesos brutos cada mes.
  • Solo en Guadalajara, los regidores ganan 89 mil 231.3 pesos brutos cada mes

 

Las “nuevas” viejas generaciones

Desde las mismas épocas en que aparecieron Arana y Corona Nakamura, otros políticos también estuvieron en las boletas pero tuvieron menos constancia; por ejemplo, Fernando Garza (que ahora busca la alcaldía de Guadalajara) y Enrique Ibarra Pedroza (hoy secretario General de Gobierno de Jalisco). Poco más tarde, entraron al quite Emilio González Márquez, María del Pilar Pérez Chavira (hoy presidenta del PAN Jalisco).

En un segundo escalón de longevidad en cargos públicos y que siguen buscando vivir del erario están Tonatiuh Bravo Padilla, quien fue regidor de Guadalajara en 1997 y ahora busca la alcaldía de Guadalajara; Ramiro Hernández, diputado por representación proporcional, hoy presidente del PRI Jalisco.

Entre las figuras políticas que han entrado desde hace 20 años a la fecha aparecen Clemente Castañeda, hoy presidente de MC, pero que inició su carrera en el PRD aunque perdió su intento por ser senador en el año 2000; Salvador Caro Cabrera, quien fue elegido diputado local ese año por el PRI y ahora busca reelegirse como diputado local por MC, y Mara Robles, quien fue regidora en Guadalajara por el PT, fue diputada local por MC en la actual legislatura y buscará un puesto en las próximas elecciones por Hagamos. Destaca también la aparición incipiente de nombres como Miguel Castro y Aristóteles Sandoval.

Para 2003, arriban a las boletas electorales personajes como el gobernador Enrique Alfaro, que inició como regidor en Tlajomulco por el PRI; Claudia Delgadillo, quien busca ser candidata por la alcaldía de Guadalajara por Morena, aunque militó durante lustros en el PRI, y José María Martínez Martínez que se ha enquistado en la labores legislativas estatales y federales desde 1999, primero con el PAN y ahora con Morena, ya que lidera la lista de elegidos por representación proporcional por Morena para el Congreso de Jalisco en 2021.

Destacan también personajes que nunca se han expuesto al voto popular como Héctor Pizano que fue síndico del Ayuntamiento de Guadalajara en 2009, durante la administración de Aristóteles Sandoval como alcalde; después fue diputado local por el PRI bajo el criterio de representación proporcional en 2012 y en 2015 pasó a ser secretario del Trabajo y finalmente en 2018 regresó al Congreso del Estado por la lista de representación proporcional del PRI, pero cambió su militancia a MC y actualmente fue elegido nuevo director del Instituto de Pensiones del Estado.

En el caso de los personajes que han abusado de la representación proporcional, Montaño Reyes investigó que las listas que integran son ocupadas regularmente por personas leales a los partidos o cercanos a las dirigencias y menos carismáticos o populares.

La coordinadora del Observatorio profundiza que en el caso de los personajes que cambian constantemente de partido, conocidos como transfuguistas, se caracterizan por haber construido su propio capital político, popularidad o capacidad empresarial. Según un estudio del Observatorio 15 de cada 100 candidatos que participaron en las elecciones de 2018 en Jalisco pertenecieron a otros partidos políticos.

Cómo evitar el transfuguismo y el “chapulineo”

Hasta ahora son pocos los candados que se han impuesto por ley para evitar el “chapulineo” y el transfuguismo. Uno de ellos, recuerda Mónica Montaño Reyes, académica de la UdeG, fue que los candidatos ganadores bajo cualquier criterio pudieran volver a competir siempre y cuando sea por el mismo partido; y en caso de que renuncien a su militancia, deben hacerlo antes de cumplir la mitad del periodo de su gestión en el puesto, “pero el político siempre encuentra el vacío en la ley, sabiendo que es un derecho no obstruir la libertad de elección”.

La reelección continua que se aplicó por primera vez en las elecciones de 2018, tampoco ha servido para que los candidatos sean más productivos  o responsables en beneficio de los ciudadanos, dice Montaño Reyes.

Los fenómenos de “chapulineo” y transfuguismo se debe a que la política en México no se ha profesionalizado, diagnostica: “Lo que hacen los políticos debería ser por el bien de los ciudadanos y ahí está el problema del oficio de los políticos. En su mayoría, toman decisiones más individualistas para continuar su carrera política, no tanto si al cambiar de partido mejorarán la situación de vida de la gente que sería lo ideal”.

Una factor más que influye para el transfuguismo es que los políticos buscan llegar al partido que concentre el mayor presupuesto y posibilidades de ganar, como ha sido el caso de Morena a nivel nacional que ha recibido a exintegrantes del PAN, PRI y PRD, y en Jalisco con MC que es integrado por exmilitantes de los partidos mencionados que entraron en desacreditaciones por parte del electorado.

Este fenómeno de coaliciones o uniones entre partidos ideológicamente contrapuestos o contrarios ha generado deslealtad por parte de los ciudadanos, por lo que rechazaron aún más a los partidos tradicionales y ha reforzado la figura única y personal de los políticos.

“En Jalisco se han generado partidos nuevos para atrapar a los indecisos que no se identifican con unos y otros y ahora tenemos 13 partidos (…) Ojalá que los políticos vieran por el bien de los ciudadanos y no parece así”.

 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes adquirir una membresía desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Saúl Justino Prieto Mendoza

Saúl Justino Prieto Mendoza

Es periodista de formación. Ha participado y colaborado en Radio Universidad de Guadalajara, proyectos web informativos como Tiempos de Enfoque, Vario Bros y Artículo Siete.
Durante su estancia en el periódico El Informador participó en coberturas para redes sociales, web y el diario impreso; posteriormente ingresó al área de periodismo de investigación donde desarrolló trabajos de profundidad sobre temas políticos, sociales y culturales.
Recientemente ha trabajado en áreas de divulgación de las Ciencias Sociales mediante la creación de contenidos multimedia para web y redes sociales.
Tiene casi 10 años de carrera donde ha indagado distintos aspectos de la divulgación e investigación periodística.