Entretenimiento de lujo

AlteaCorp es una de las empresas más beneficiadas durante los gobiernos de Enrique Alfaro.

Hay empresas que con un cambio de administración cambia su suerte y aseguran más contratos con el gobierno. Lo vemos frecuentemente en las obras públicas y en la comunicación gubernamental, pero lo cierto es que puede suceder en cualquier sector. Cuando las reglas de contrataciones públicas son laxas y privilegian la discrecionalidad, asegurar un contrato con un gobierno se puede deber más a conocer a las personas indicadas, y menos a la participación en un proceso de licitación abierto y competido.

En este supuesto entra AlteaCorp, una empresa dedicada principalmente a la industria del espectáculo pero, como se describe más adelante en este texto, ha recibido también contratos gubernamentales por otros rubros.

Desde 2016, AlteaCorp ha conseguido más de 44 millones de pesos en contratos del gobierno para espectáculos como GDL Luz y otros eventos culturales. Además de facilidades para montar eventos comerciales en espacios públicos como Calaverandia. En una revisión a los contratos, se puede advertir que con la entrada de Enrique Alfaro al gobierno municipal de Guadalajara, esta empresa recibió facilidades del ayuntamiento para incrementar su participación en espectáculos, e incluso aseguró contratos en asuntos ajenos al entretenimiento.

    

La empresa

AlteaCorp opera con ese nombre en lo comercial pero en lo legal tiene tres distintos nombres con los que ha recibido contratos públicos. La más antigua de ellas, Altea Internacional S.A. de C.V., fue creada el 9 de agosto de 2006. Sus socios son Marcos Aarón Jiménez Monroy y Luis Antonio Guevara Milán.

El 7 de abril de 2016 se registró a An Entertainment Group, S.A. de C.V. y como socios a Marcos Aarón Jiménez Monroy y Xóchitl Maldonado Enríquez. Finalmente, Especies en Expansión, S.A.P.I DE C.V. fue fundada el 10 de mayo de 2016 por Marcos Aarón Jiménez Monroy y Ricardo Javier Mendez Azcarate. Este último es cercano a Movimiento Ciudadano, y desde 2012 ya tenía actividad en el partido. Ese año fue candidato a regidor por Guadalajara, siendo parte de la planilla que encabezó el ahora coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Salvador Caro Cabrera.   

  

 

Información obtenida de la página del IEPC.

Unos meses después de fundada la empresa, el 11 de noviembre de 2016, Ricardo Javier Méndez vendió sus acciones a Marco Aarón Jiménez y Xóchitl Maldonado Enríquez. 

Una vez que Enrique Alfaro Ramírez llegó a la presidencia municipal de Guadalajara aumentó considerablemente la contratación de esta empresa por parte del gobierno. A la vez, los principales espectáculos organizados por la empresa.

En la edición 2016 del Tianguis Turístico, el Fideicomiso de Turismo de la Zona Metropolitana de Guadalajara (FIDETUR ZMG) realizó pagos a Altea Corp por poco más de 2.4 millones de pesos para realizar videomapping en el cóctel de bienvenida en el Instituto Cultural Cabañas. Unos meses después, en noviembre de 2016, AlteaCorp fue contratada por la dirección de cultura de Guadalajara para llevar a cabo el espectáculo “Marakame” como parte del festival Sucede, erogando 784 mil pesos.

   

GDLUZ

Con propósito del aniversario de la fundación de la ciudad, desde 2017 cada febrero se celebra el festival GDLUZ, evento que organiza AlteaCorp y que recibe un fuerte subsidio del gobierno municipal.

El 16 de diciembre de 2016 el municipio de Guadalajara firmó un patrocinio con An Entertainment Group, S.A. de C.V. con un costo de 6 millones de pesos para la realización del festival del 14 al 19 de febrero de 2017. 

Las siguientes ediciones incrementaron el subsidio municipal. La edición 2018 aumentó a 9 millones de pesos; para 2019 y 2020 fueron 10.1 millones de pesos respectivamente.

    

Un negocio privado en un parque público

Si bien se puede llegar a cuestionar el fuerte subsidio municipal para GDLUZ, también se debe reconocer que este se trata de un evento público al que cualquier persona puede acudir. Este no es el caso para el siguiente proyecto que realizó AlteaCorp en donde el municipio entregó un parque público para que se llevara a cabo una atracción con fines privados: el festival de día de muertos Calaverandia, y el festival de navidad Navidalia.

Para la realización de Calaverandia – y de Navidalia a partir de 2019 –, AlteaCorp recibió el uso del Parque Ávila Camacho de la Red de Bosques Urbanos de Guadalajara a través de un contrato de arrendamiento. En el caso de la última edición de la celebración del día de muertos, la empresa recibió el uso del parque por cuatro meses – del 15 de agosto al 26 de noviembre de 2019–, a cambio de pagar el equivalente a 1 millón 125 mil pesos en mejora a la infraestructura del parque. Si le sumamos el tiempo del arrendamiento del parque por Navidalia, en total, AlteaCorp se quedó con el parque hasta el 16 de enero por otros millón 125 mil pesos en especie.

     


Más de 73 mil personas visitaron Calaverandia el año pasado, cobrando 495 pesos de entrada a adultos y 255 a niños en boletos generales, y 995 a adultos y 595 a niños en boleto VIP. Si le sumamos también los visitantes de Navidalia, y consideramos que el ingreso de la empresa no sólo fue por boletos sino también por venta de alimentos y otros objetos, cabe reflexionar si el municipio recibió lo justo por ceder un parque público por cinco meses. Además, no podemos saber si los 2 millones 250 mil pesos que el municipio debía recibir en mejoras al parque fueron ejercidos en su totalidad. Del anexo de contraprestación del contrato de Navidalia se advierte que AlteaCorp usó fotografías para mostrar las mejoras en el parque que fueron duplicadas y usadas previamente para el reporte de Calaverandia.

     

Reporte de AlteaCorp sobre la contraprestación por Calaverandia.   
 

 

Reporte de acciones de AlteaCorp sobre la contraprestación por Navidalia.   

   


Dado que la contraprestación que recibió el municipio fue en especie, es complicado realizar una adecuada rendición de cuentas para saber si efectivamente lo que el municipio recibió en realidad vale los 2 millones 250 mil pesos que debía recibir; de haberse recibido 

la contraprestación en dinero y si el municipio hubiera licitado posteriormente los servicios de mejora al parque, podríamos tener una mejor idea del precio real de dichas adecuaciones. Una revisión de 44Lab de Canal 44 encontró que las mejoras al parque por Calaverandia 2018 estaban infladas si se compara con lo que se podía presupuestar dichas mejoras con otros proveedores.

    

No sólo hacen eventos… también obra pública

La empresa de Jiménez Monroy no sólo se dedica a la generación de eventos, sino que también ha sido contratista de obra pública para el municipio de Guadalajara.

El 31 de agosto de 2018, tan sólo un mes antes de que concluyera la administración de Enrique Alfaro, el ayuntamiento de Guadalajara contrató mediante adjudicación directa a AlteaCorp a través de An Entertainment Group S.A. de C.V. para el suministro y colocación de alumbrado público en el Parque Amarillo de la colonia Jardines Alcalde. En este contrato, otorgado directamente y sin competencia, AlteaCorp recibió 648 mil 235 pesos. Es de extrañar que una empresa dedicada principalmente a prestar servicios de entretenimiento recibiera un contrato de obra pública de esta naturaleza.

Haciendo un recuento de los distintos contratos, tanto por adjudicación directa como por donativo, que AlteaCorp ha recibido desde 2016, se puede determinar que esta empresa ha recibido por lo menos 44 millones de pesos. Además de estos ingresos directos, se debe contemplar que el gobierno municipal ha dado todas las facilidades para que Calaverandia y Navidalia se realicen en un parque público, y es imposible determinar si la contraprestación de 1.125 millones de pesos en especie es la adecuada para un negocio de esta naturaleza.

Con la entrada de Enrique Alfaro al gobierno de Jalisco, esto ha continuado. Una de las primeras medidas que hizo el gobernador al llegar a casa Jalisco fue establecer el Organismo Público Descentralizado Agencia Estatal de Entretenimiento de Jalisco, mismo que los colectivos de familiares de desaparecidos han criticado por recibir más presupuesto que las instancias encargadas de buscar personas desaparecidas en el estado. Dicho OPD ya ha celebrado contratos con AlteaCorp, a quien en 2019 pagaron 3.5 millones de pesos por el espectáculo de pirotecnia por el festejo del 16 de septiembre en la Plaza de Armas del centro histórico de Guadalajara.

  

  


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Esta nota es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, lo puedes hacer desde acá.

#TerritorioBienPúblico

Avatar

Álvaro Quintero

Álvaro Quintero es licenciado en Relaciones Internacionales por el ITESO. Es integrante del Observatorio Permanente del Sistema Estatal Anticorrupción de Jalisco. Actualmente estudia una maestría en Corrupción y Gobernanza en la Universidad de Sussex, en Reino Unido.