Los museos pierden millones de pesos y de visitantes

Los daños colaterales de la pandemia

Durante la mitad del año 2020 (de marzo a septiembre), los museos en Jalisco estuvieron cerrados por la contingencia sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19, lo cual representó que dejaran de recaudar hasta 6 millones 528 mil 955 pesos (MDP) por boletos de ingreso a los inmuebles.

Este presupuesto es esencial para el mantenimiento de las instalaciones, pero debido a la optimización del gasto en el Organismo Público Descentralizado (OPD) Museos, Exposiciones y Galerías y al subsidio de 25 MDP otorgado al Instituto Cultural Cabañas (ICC), la operación de los inmuebles ha logrado salir a flote sin afectar el pago a sus trabajadores.

La directora administrativa del OPD dependiente de la Secretaría de Cultura, Angélica García Joya, notifica que el impacto económico de la pandemia pudo resistirse debido a que la entrada a la mayoría de los museos son gratuitos, con excepción del Centro Interpretativo Guachimontones. El mantenimiento de las instalaciones, menciona García Joya, fue realizado por personal capacitado y limitado al mínimo indispensable para evitar que hubiera contagio en personas con más tendencia a agravar su salud como los adultos mayores.

Además de las consecuencias económicas, los museos también son de los principales activos turísticamente, sobre todo en el Área Metropolitana de Guadalajara. En 2019, la Secretaría de Turismo reportó la visita de 16.7 millones de turistas, mientras que los museos manejados por la Secretaría de Cultura, además del Museo Trompo Mágico, el Planetario y el Museo Cabañas, recibieron en conjunto 4.7 millones de visitantes.

El OPD administra nueve museos, dos inmuebles menos de lo originalmente planeado tras la creación del organismo, ya que según anunció la secretaria de Cultura Giovana Jaspersen el año pasado, el Museo Trompo Mágico y el Planetario Lunaria se integrarían al organismo, sin embargo el primero sigue administrado por el Sistema DIF Jalisco y el Planetario depende de la Secretaría de Innovación Ciencia y Tecnología: “Por la pandemia no se logró consolidar la integración del Museo Trompo Mágico y sí se pudo realizar la coordinación del Planetario que salió del OPD”, explica la directora García Joya.

La funcionaria comparte que los meses de contingencia y trabajo escalonado sirvieron para fortalecer el nuevo OPD y tener nuevos proyectos de acceso a los museos. Por ahora, se tiene un protocolo específico para las visitas con filtros sanitarios y aforos limitados.

Este año, el OPD tuvo un presupuesto de 78.9 millones de pesos. Desde enero de 2020, la secretaria Giovana Jaspersen aseguró que una de las ventajas de su creación era mejorar la recolección de las estadísticas de los visitantes a los museos: “Si no conocemos el perfil del visitante no se puede tener un desarrollo de proyectos concretos”.

 

Los eventos y exposiciones que la pandemia se llevó

Sobre las actividades canceladas o suspendidas, destacaron los 100 años del Centro Cultural González Gallo en Chapala, que se llevó a cabo de manera virtual, o el evento del Equinoccio en la zona Arqueológica de Guachimontones.

En el Planetario Lunaria, que tuvo una afluencia de 5 mil personas diarias en promedio durante  2019, se había planeado integrar la exposición interactiva “Matematízate” en convenio con la Universidad Nacional Autónoma de México; este evento buscaba compartir la relevancia de las matemáticas para el lenguaje científico, la vida cotidiana y los avances tecnológicos.

El Museo Cabañas fue el que perdió exposiciones importantes como “Restablecer memorias” del artista chino Ai Weiwei, que presentó en los principales museos de la Ciudad de México y Monterrey y que estaba planeada para arribar a Guadalajara en mayo de este año.

También se cancelaron las exposiciones de la obra de Marcos Kurtycz “Contra el estado de guerra, un arte de acción total”, y de Yishai Jusidman “Autorretratos”.

Susana Chávez Brandon, directora del Museo, informó desde septiembre que se tenían previstas para este año 21 exposiciones, y solo siete siguen en pie. Entre ellas se encuentran las muestras “El arte espiritual de Mathias Goeritz”, “La difícil experiencia de salir de experiencias difíciles” de José Luis Sánchez Rull, “Más grande que la vida” de Ángela de la Cruz y “Chimino Vargas. Another Jalifornia” (sic) de Diego Martínez.

 

Cómo participan los museos en el Plan de Reactivación Económica

El regreso a las actividades económicas y sociales en Jalisco durante la pandemia también involucró a la Secretaría de Cultura (SC) a través de la iniciativa “Retorno Solidario”; la cual buscó la reapertura organizada de los recintos culturales afectados por la pandemia. Presupuestalmente se tuvo una bolsa de 12 MDP del “Fondo Talleres para Casas de Cultura” y la reapertura de las casas de cultura de diversos municipios, además de 300 mil pesos para la implementación de medidas y filtros sanitarios.

“Retorno Solidario” considera la aplicación de protocolos sanitarios para lograr la entrega de distintivos de espacios seguros que permitan la apertura de los espacios culturales. Desde el 19 de septiembre se esperaba que las 13 sedes museísticas de la red estatal comenzaran su apertura gradual. El Museo Cabañas abrió el 8 de septiembre.

El protocolo publicado por el Gobierno del Estado expone que los giros y espacios en materia de cultura y entretenimiento se encuentran en riesgo moderado (color ámbar) de apertura.

Esto representa que en las instalaciones se deben aplicar las mismas medidas para otros espacios como filtro sanitario con tapete sanitizante, aplicación de gel antibacterial y toma de temperatura, además de un breve cuestionario sobre contactos con personas con COVID-19. El ingreso a los recintos se prohibiría a personas con síntomas de la enfermedad o que no porten cubrebocas. Cada espacio debe contar con su plan operativo de desinfección profunda antes y después de las jornadas diarias.

Para las personas visitantes, se recomienda seguir el distanciamiento a no menos de 1.5 metros de otras personas y que los grupos no sean mayores a 10 personas.

Particularmente en los museos, el aforo debe asegurar una concentración de una persona por cada 7 metros cuadrados; con marcas de distancia en puntos establecidos y que una sala tenga solo 25% del aforo general. Los recorridos guiados se llevarán a cabo con previa reservación y con duración máximo de 15 minutos de permanencia en cada sala. Si se llega al límite de personas al mismo tiempo, no se dará ingreso a más visitantes hasta que el número de afluencia baje.

Este plan se da en el contexto de los ajustes presupuestales provocados por el redireccionamiento de recursos para atender la pandemia. Rubros como pasajes aéreos, viáticos, hospedajes, congresos, convenciones, entre otros, fueron acotados.Instancias como Instituto Cultural Cabañas, la Orquesta Filarmónica de Jalisco; el Fondo Estatal de Fomento para la Cultura y las Artes; la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente; el OPD Museos, Exposiciones y Galerías de Jalisco, y al Sistema Jalisciense de Radio y Televisión sufrieron los recortes. por 96 MDP.

 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, lo puedes hacer donando desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Saúl Justino Prieto Mendoza

Saúl Justino Prieto Mendoza

Es periodista de formación. Ha participado y colaborado en Radio Universidad de Guadalajara, proyectos web informativos como Tiempos de Enfoque, Vario Bros y Artículo Siete.
Durante su estancia en el periódico El Informador participó en coberturas para redes sociales, web y el diario impreso; posteriormente ingresó al área de periodismo de investigación donde desarrolló trabajos de profundidad sobre temas políticos, sociales y culturales.
Recientemente ha trabajado en áreas de divulgación de las Ciencias Sociales mediante la creación de contenidos multimedia para web y redes sociales.
Tiene casi 10 años de carrera donde ha indagado distintos aspectos de la divulgación e investigación periodística.