¿Quiénes son los activistas y académicos en el gobierno actual y qué han hecho? (II)

El capital humano del gobierno naranja

En la década que va entre la creación de la Vía RecreActiva en 2004 y el lanzamiento del programa MiBici en 2014, la discusión pública poco a poco fue ocupada por temas como la recuperación del espacio público y el transporte no motorizado. Este logro no hubiera sido posible sin la indignación y organización de colectivos ciudadanos que respondieron antes, y mejor, que el gobierno a las problemáticas del crecimiento urbano y automotriz en la ciudad. 

Se trató de una primera generación de activistas que a partir del 2004 llevaron a Guadalajara a la escena nacional por sus movilizaciones ciudadanas y originaron la creación de asociaciones como Guadalajara 2020 y Gdl en Bici. Pero no solo eso, en un corto plazo lograron aprender a gestionar y negociar con los principales actores gubernamentales y conseguir una legitimidad pública que fue difícil minimizar. 

En esa misma etapa, de forma paralela, el repudio y hartazgo sobre la efectividad de la representación política para resolver los problemas públicos, y la  incapacidad del poder para involucrar a las personas en la toma de decisiones, provocó un movimiento global que llegó a Guadalajara y que se benefició de las nuevas tecnologías para intentar nuevas formas de  participación política y de comunicación. 

A pesar de esto, un ciclo se cumplió y el relevo generacional trajo una vuelta de tuerca: el trabajo organizativo de los colectivos y el interés del nuevo gobierno por adquirir legitimidad, permitió que estos perfiles ocuparan espacios en las instituciones de gobierno, y por consiguiente, muchos activistas terminaron por formar parte de los nuevos gobiernos. Hay costos y beneficios en esa decisión, pues se saca la crítica de las calles y se obliga a los nuevos funcionarios a aceptar y legitimar políticas con las que no siempre están de acuerdo, aunque se gana experiencia e ideas. 

Esta es la segunda parte del recuento de lo que han hecho personas que iniciaron su trabajo político al margen de los partidos, antes de formar parte de las instituciones gubernamentales desde donde ahora inciden en ayuntamientos, institutos, secretarías o coordinaciones.

 

Mario Silva

Hace seis años, a Mario se le podía definir a partir de cuatro actividades cotidianas: era miembro del Colectivo Ecologista de Jalisco; integrante del Consejo Ciudadano para la Movilidad no Motorizada del ayuntamiento de Guadalajara; profesor de política internacional en el ITESO, y usuario cotidiano del transporte público. Es decir, era activista, educador ambiental y experto en políticas públicas de sustentabilidad.

Su incorporación al Colectivo Ecologista de Jalisco (CEJ), institución que marcó gran parte de su carrera como activista y académico ambiental se dio en el año de 1996. Para ese entonces el CEJ llevaba 10 años de trabajo en la producción y manejo de residuos urbanos, aunque a partir del 2006, esa preocupación habría de ceder espacio al tema de la movilidad urbana, discusión en la cual Mario Silva fue protagonista y vocero.

En la agenda que Mario impulsó como activista hay éxitos y  fracasos. Desde la confrontación al gobernador Francisco Ramírez Acuña (2001-2006), respecto de la instalación del sistema de autobuses Pre Tren, que incluía la construcción de nuevas paradas de camión derrumbando una cantidad importante de árboles en la ciudad, hasta el llamado viaducto López Mateos que se construyó en la misma administración panista y al cual Mario calificó como “un sistema de hoyos”. Aunque en ambos casos la confrontación explícita de Mario y el CEJ no consiguieron el eco suficiente para cambiar el rumbo de la decisión, sí lograron visibilidad y respeto frente a los principales actores políticos de la región.

Similar fue la reacción al momento de designar al Director del Instituto Metropolitano de Planeación (IMEPLAN), creado a mediados del 2014, y cuyo proceso de designación de consejeros fue altamente criticado por falta de transparencia. Mario contendió como candidato al puesto en un proceso que calificó como “casting para entrar a un programa de televisión”, y que finalmente fue otorgado a Alberto Orozco Ochoa, técnico ambientalista cuyo perfil, alejado hasta entonces de la esfera pública, ayudó a tranquilizar los reclamos de la opinión sobre la evidente problemática del transporte público que para el 2014 contabilizaba al menos 1200 muertes de usuarios en la entidad.

No obstante, no todo fue fracaso en el activismo ambiental de Silva, antes de convertirse en director de movilidad del ayuntamiento de Guadalajara, era una de las figuras locales más visibles y respetadas en el tema ambiental y de movilidad. Era frecuentemente invitado a foros y encuentros, y su facilidad de palabra, así como su buena memoria que lo hacía capaz de registrar nombres, fechas y acontecimientos, lo mantenían vigente en la discusión mediática. Además siempre era un perfil solicitado por diversos partidos políticos e instancias gubernamentales para sumarse a la lista de los servidores públicos. 

En una de las agendas sobre las que incidió con mayor vehemencia está la creación de la Asamblea Metropolitana de Gobernanza que para junio del 2011 logró sentar en una misma mesa de discusión a alcaldes, académicos y otros miembros de la sociedad civil y que resultó determinante para la creación del Instituto Metropolitano de Planeación (IMEPLAN), al plantear la necesidad de gestionar el área metropolitana como una sola región, en lugar de hacerlo de forma aislada en cada municipio.

En aquel momento, Mario Silva cuestionó la utilidad del IMEPLAN, debido a la complejidad de quitarle a las administraciones municipales facultades para resolver las problemáticas de la escasez de agua, generación de residuos urbanos y  movilidad.

En 2014, junto con otras organizaciones ambientalistas y ciclistas de Guadalajara, el CEJ y Mario Silva como uno de sus principales voceros, desarrollaron la aplicación móvil Tómala, que permitía a los usuarios calificar el servicio que reciben en el transporte público. A pesar del avance que era tener una plataforma para canalizar de forma sistemática las percepciones los usuarios, Mario reconocía que habían dos grandes esfuerzos pendientes: la cultura de corresponsabilidad con los usuarios para que se tomen el tiempo y la seriedad de evaluar; y el compromiso y sensibilidad de las autoridades para darle un uso práctico a los resultados que arrojen las evaluaciones. 

En abril de 2014, se creó el Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte Público de Jalisco, del cual fue Secretario Técnico. Desde el Observatorio se prepararon una serie de recomendaciones dirigidas a los diferentes candidatos de las principales alcaldías de Jalisco, con la idea de que todos se comprometieron con una agenda ambiental y  no fuera olvidada después del proceso electoral del 2015.

En ese contexto, y aunque durante el tiempo que fue activista Mario no dejo se ser buscado por partidos políticos y gobiernos para participar en sus equipos de trabajo, no fue hasta que Enrique Alfaro- en ese entonces alcalde electo de Guadalajara-lo invitó a ser el primer director de movilidad de Guadalajara que aceptó. Su segundo encargo ya con Enrique Alfaro como gobernador fue la de convertirse en el segundo director del IMEPLAN. Tanto la dirección de movilidad de Guadalajara como el IMEPLAN, eran instituciones que no existían y que directa e indirectamente a través de su trabajo en el activismo ayudó a plantar.   

 

Carlos Delgado 

En 2009, Carlos Delgado Padilla, actual coordinador general de comunicación del gobierno de Enrique Alfaro, acaparó la atención mediática al lanzar una campaña política en las elecciones locales de Jalisco para postular a un perro de raza pitbull llamado Fidel, utilizando lemas de campaña como “El candidato de la perrada”, “no soy gato (sirviente) de nadie”, “no voy por un hueso” (cargo público), y “di no a la mordida” (corrupción).

El anulismo, como se le llamó a la corriente de opinión que buscaba concentrar en el voto nulo el desencanto con la participación y representación política, tuvo eco en Guadalajara y Carlos, junto con otros colectivos tales como Tache a Todos y Anulo mi Voto, lograron llamar la atención y causar empatía de la ciudadanía sobre su causa, que el voto nulo terminó por representar el 9.2 % de la votación total emitida en Jalisco.

La campaña de Fidel utilizó como plataforma un blog para comunicarse, difundir noticias, convocatorias para pegar calcomanías, asistir a marchas, y publicar carteles y videos. Una de las ideas detrás de la campaña era demostrar los pocos recursos que se necesitan para hacer una campaña con impacto. “Fidel es una crítica muy divertida, pero muy seria. La intención es articular otro tipo de causas e impulsar una agenda en común: candidaturas independientes, consulta ciudadana y principalmente la revocación de mandato… Me da gusto ver un activismo pacífico, crítico, articulado y bien intencionado”, dijo Carlos en alguna de las entrevistas que le hicieron en ese proceso electoral.

En una de las últimas entradas del blog Candidato Fidel, hay un video donde sale Carlos con Fidel unos días después de la elección esquivando policías para llegar al kiosko que está en la Plaza de Armas frente al palacio de gobierno en el centro de Guadalajara. El objetivo era leer una carta dirigida al gobernador Emilio González en donde le solicitaba información precisa sobre temas como las acciones alrededor de la pandemia de la influenza y el dengue; la presa de Zapotillo y el río Santiago; la petición de realizar consultas para que la ciudadanía decidiera sobre la línea 2 del Macrobús y el puente atirantado. En el video se le observa acercándose a la puerta del palacio de gobierno para entregar la carta, y lo acompañan Jesús Soto, actual director de movilidad de Zapopan, y Margarita Sierra, secretaria de participación ciudadana de Jalisco.

Carlos “Weren” Delgado, como se le conoce públicamente, es egresado de la licenciatura de estudios políticos y gobierno de la Universidad de Guadalajara. Aunque hacía política estudiantil, la bicicleta fue otra herramienta que utilizaba para influir. Unos meses antes de que Isaac Padilla, primo de Carlos, abriera el café Caligari en 2006, Carlos, su hermanos Mario y Fabián (chef y fundador del PalReal), empezaron a improvisar paseos nocturnos en bicicleta que promocionaban de boca en boca y hasta en algunos periódicos locales. De la primera convocatoria a la que asistieron 20 personas, terminaron por reunir en un paseo a 400 personas. Como resultado de esos paseos, del activismo y de esa iniciativa nacieron algunos de los colectivos más importantes de la ciudad.

Además, Mario Delgado, hermano de Carlos y que también participaba en esos paseos, es diseñador industrial y fundador y socio de la empresa BKT Bici Pública, fue pionero en el país al crear el primer sistema independiente de bicicletas compartidas en la ciudad de Guadalajara (Bikla), lo que derivó en la consolidación del sistema de bici pública MiBici, que impulsó el gobierno de Aristóteles Sandoval, y que opera su empresa, a través de un contrato de servicios. 

Unos años antes de ser designado como coordinador de Comunicación y Análisis Estratégico del ayuntamiento de Guadalajara, Carlos Delgado, según su declaración #3de3, trabajó para las empresas EuZen y la Covacha hasta el 30 de septiembre de 2015, es decir, un día antes de convertirse en servidor público. 

Las empresas Euzen, La Covacha e Indatcom, impulsadas y fortalecidas por Enrique Alfaro, han recibido de su gobierno alrededor de 66 millones de pesos para el manejo de su comunicación social. No solo eso, han sido señaladas de crear bots en redes sociales y de difundir noticias falsas, y recientemente se dio a conocer que el Gobierno de Jalisco asignó un presupuesto de más de 25 millones de pesos para la difusión de campañas con las medidas de prevención frente a la pandemia de Covid-19, y que esos recursos se entregaron de forma directa a las tres empresas.

Esto ha generado cuestionamientos sobre el posible conflicto de interés que representa la contratación de estas empresas a lo que el gobernador ha tenido que expresar su apoyo y defensa al trabajo del Weren, y aclarar que no solo no existe tal conflicto, pues ya no trabaja para esas empresas.

 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, lo puedes hacer donando desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Avatar

Luis Sánchez Barbosa

Periodista. Estudió derecho y política. Es fundador y director de Territorio.