Resultados electorales aseguran gobernabilidad en Jalisco y congresos

Proceso electoral 2021

Con los resultados preliminares de las elecciones 2021, los candidatos provenientes de Movimiento Ciudadano (MC) en Jalisco para las alcaldías y el Congreso del Estado conservaron casi la misma cantidad de presidencias y escaños, respectivamente, que en las elecciones 2018.

MC lidera en 16 distritos que otorgan espacios en el Congreso local, contra Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el competidor más cercano, que gana tres; pero los porcentajes globales de votación está más igualado con 31.5% y 20.3%, respectivamente, según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) 2021 Elecciones Estatales de Jalisco con corte a las 10:00 horas del lunes 7 de junio. Esto le otorgará a Morena mayor cantidad de diputados de representación proporcional. 

Con estos resultados se tiene una confirmación del sistema de influencia que MC obtuvo desde la elección en 2018 con un pequeño avance de Morena que conformó un nuevo esquema, señala el jefe del Departamento de Estudios Políticos, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Armando Zacarías Castillo.

Con ello, Morena prolonga la preferencia que consiguió con la elección presidencial de 2018 en que los votantes de Jalisco eligieron en su mayoría al actual presidente Andrés Manuel López Obrador, pero con un voto diferencia a nivel local en que MC arrasó con la gubernatura y las alcaldías del AMG.

“La gran expectativa de Morena era haber podido lograr dos posiciones importantes como Guadalajara y Zapopan, pero a pesar de que no lo logró, tampoco ha perdido la influencia que ya había obtenido y MC mantiene esa estructura de dominación”.

Respecto a los otros partidos, aunque PRI y el PAN tuvieron una preferencia similar a las elecciones de 2018 mostraron una plataforma caducada que requiere una renovación para volver a ser una opción de interés para los votantes, describe el investigador de la UdeG. Añade que esto se vuelve más importante con la aparición de nuevas ofertas como Futuro y Hagamos que se pueden consolidar como referentes en posteriores elecciones.

Uno de los vicios en que cayeron los partidos tradicionales fue en la falta de conformación de una plataforma política convincente y en el abuso de promoción a través de spots en medios de comunicación que no fueron suficientes para captar la atención de los electores; además, tampoco aprovecharon los debates para comunicar ningún proyecto o plataforma ideológica.

“Observamos una reconfiguración de preferencias en las que el elector no está conforme con lo que le ofrecieron y por ello registró un voto diferenciado (…) No es un voto de castigo ni voto duro a favor de las lealtades de ciertos partidos, el ciudadano vota de manera diferenciada a favor de los esquemas políticos que le parecieron más atractivos”.

El dominio en detrimento alcanzará para que sea proclive la gobernabilidad en Jalisco, es decir que alcaldes dentro de su territorio y el gobernador a través del Congreso del Estado tengan más factibilidad de promover y validar iniciativas además de controlar los presupuestos; sin embargo, también estarán más latentes los conflictos con otras fuerzas políticas como Morena que ganaron terreno, explica Joaquín Osorio Goicoechea, académico del Departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

“Hubo un voto más mesurado, no todo con Morena ni todo con MC pero mantuvieron las fuerzas y la posibilidad de dominar el congreso y las ciudades más pobladas”.

Profundiza que a diferencia de elecciones intermedias anteriores, se tendrá continuidad de las mayorías, ya que en la mitad de los mandados de gobernadores en Jalisco o de presidentes de la república solía revertirse la mayoría en los congresos hacia los partidos de oposición. Destaca la similitud de los casos de Morena en la Cámara Baja como MC en el Congreso local que seguirán concentrando la mayor cantidad de diputados.

“En el caso de la Cámara de Diputados, vemos que con dificultades de crecimiento se refrendó a Morena ante la alianza táctica de PRI-PAN-PRD que ganó una batalla pero no van juntos en la guerra electoral (…) Dudo que tengan una alianza de agenda legislativa”.

Particularmente en el Área Metropolitana de Guadalajara, MC tenía en su control ocho de los nueve ayuntamientos, pero ahora solo aventaja en cinco, y en los municipios de Tlaquepaque y Tonalá, la votación es aún cerrada. Además de que pierde municipios importantes como Puerto Vallarta.

Esto revela que en Jalisco los votantes no le temen a la alternancia, analiza Osorio Goicoechea, pero particularmente en los últimos trienios, MC ha tenido la oportunidad de generar un proyecto metropolitano que tuviera peso con el control de casi toda el AMG y el Gobierno del Estado pero la ha desaprovechado.

“En Jalisco nos hemos acostumbrado a las alternancias, hay una normalidad de que es una condición necesaria para que haya una mejor democracia más pluralidad, pero no es suficiente se necesitan proyectos para ver la cooperación entre gobiernos”.

Saturación de partidos en la boleta no garantiza pluralidad

Según el PREP, de los 13 partidos en competencia, solo siete han acumulado más del 3% de la votación necesaria para conservar su registro, entre ellos Futuro y Hagamos de reciente creación, por lo que se comprueba que “una democracia no es mejor si hay muchos partidos, lo importante es que sean fuertes y competitivos”, explica el académico del ITESO.

“Solo se malgasta el presupuesto electoral y es importante que haya competencia en otra condición de debate y participación ciudadana para exigir que en sus agendas se integren asuntos de interés de las personas”.

Hasta ahora, Hagamos y Futuro podrían alcanzar representatividad en el Congreso Local de manera proporcional, y tendrían 7 y 1 alcaldías, respectivamente, además de la inclusión de regidores en varios ayuntamientos.

“Creo que el reto para estas fuerzas emergentes es conseguir mayor institucionalidad sin perder el carisma con que se acercan a la ciudadanía, es difícil pero lo pueden hacer”.

A pesar de esto, la participación de los electores superó las expectativas y la proporción de procesos intermedios anteriores con más del 52%, uno de los aspectos más destacables del proceso, apunta el investigador de la UdeG Armando Zacarías Castillo.

“El proceso dio como nota el interés de los ciudadanos en tener una participación en los sistemas de representación. Suponíamos que el electorado era apático pero ese modelo tuvo lugar en los la década del 70 u el 80 y en la década de los 90 cambió con la representatividad de distintos partidos (…) Encontramos que hay una preocupación en dispersar los votos a emitir respecto a la oferta porque de esa manera los electores mandan un mensaje y más importante que anular el voto o abstenerse de votar”.


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes donar desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Saúl Justino Prieto Mendoza

Saúl Justino Prieto Mendoza

Es periodista de formación. Ha participado y colaborado en Radio Universidad de Guadalajara, proyectos web informativos como Tiempos de Enfoque, Vario Bros y Artículo Siete.
Durante su estancia en el periódico El Informador participó en coberturas para redes sociales, web y el diario impreso; posteriormente ingresó al área de periodismo de investigación donde desarrolló trabajos de profundidad sobre temas políticos, sociales y culturales.
Recientemente ha trabajado en áreas de divulgación de las Ciencias Sociales mediante la creación de contenidos multimedia para web y redes sociales.
Tiene casi 10 años de carrera donde ha indagado distintos aspectos de la divulgación e investigación periodística.