SIAPA delega a particulares obras de red de agua y alcantarillado

¿Qué tan eficiente es para las personas?

A partir de 2019, la cantidad de obras asignadas de manera directa sin licitación ni comparación de propuestas de parte del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) se han incrementado de manera notoria. En 2018, último año al frente del gobierno del estado de Aristóteles Sandoval, el SIAPA asignó 10 obras por 1.3 MDP; pero para 2019 primer año completo como gobernador de Enrique Alfaro, la cifra se incrementó a 105 contratos asignados directamente a particulares por un monto de 221.9; para 2020 fueron 133 por 398.9 MDP. En contraste, las obras por licitación pública han sido apenas 21 por 276 MDP pero durante los últimos tres años en conjunto.

El SIAPA reconoce tres formas de asignación de obra: licitación pública, concurso por invitación o por adjudicación directa. Para las últimas dos, el proyecto se dirige a una empresa en particular seleccionada por el SIAPA.

De acuerdo al Reglamento de Obra Pública y Servicios Relacionados con la misma del SIAPA, el organismo solo podrá contratar a empresas particulares para obras públicas cuando el SIAPA no disponga cuantitativa o cualitativamente de los elementos, instalaciones y personal para llevarlos a cabo.

Entre los servicios susceptibles para contratar obras están: ingeniería civil y electromecánica; diseños arquitectónicos y artísticos; estudios técnicos de disciplinas relacionadas al acceso al agua; estudios económicos y de planeación de preinversión; coordinación, supervisión y control de obra e instalaciones, y dictámenes peritajes y avalúos.

Tras consultar al organismo, respondieron mediante una ficha informativa que algunas de las obras asignadas de manera directa se valoran como urgentes “por el peligro que representan a la ciudadanía en general” y que “mientras no sea posible contratar la obra mediante otra modalidad, por el tiempo en que debe ser atendida la eventualidad, es posible hacerlo mediante adjudicación directa; ponderando en todo momento preservar el bienestar de la ciudadanía”.

Sin embargo, obras como desazolve o rehabilitación de alcantarillas y drenaje han sido otorgadas de manera directa a empresas particulares, a pesar de que dentro del SIAPA cuentan con tres mil 147 empleados, la mayoría de ellos en áreas como Detección de Fugas, Rehabilitación de Tuberías, Albañilería, Plantas y Pozos, Alcantarillado y Soldadura.

SIAPA tiene más personal en 2021 con tres mil tres mil 147 empleados, comparado con 2018 cuando tenía tres mil 132. En secciones laborales como Alcantarillado o Mantenimiento de Redes han contratado a 695 personas en los últimos tres años (casi uno de cada cuatro de nuevas contrataciones), según información obtenida vía Transparencia. Aún así, el SIAPA pagó 295.1 MDP en reparación de drenaje o alcantarillado y desazolve a empresas privadas.

Algunas de estas intervenciones han tenido costos altos aunque se concentraron en una sola cuadra. Ejemplo de ello es la rehabilitación de una línea de alcantarillado en la calle Iztaccíhuatl entre la Av. Fidel Velázquez y Monte Tabor en la colonia Independencia que tuvo un costo de 1.2 MPD; o la sustitución de una línea de alcantarillado y descargas domiciliarias en la calle Esteban Loera entre Francisco de Ayza y Av. República por 2.6 MDP.

A través de una ficha informativa, el SIAPA informa que la asignación de este tipo de obras a particulares se debe a que el organismo en ocasiones no cuenta con la maquinaria necesaria para realizar ciertas obras como una retroexcavadora de brazo largo, para realizar excavaciones profundas de manera rápida.

Además, el personal operativo del organismo tiene un contrato eventual, por ejemplo: 48 personas para Sifones (dos meses), y para temas relacionados con el temporal 100 para Plan Preventivo (tres meses), 16 para reforzar cuadrillas nocturnas (cuatro meses) y 60 para reforzar cuadrillas en el y reparaciones de hundimientos (5 meses). Y especialmente desde el año 2020, muchos de los trabajadores operativos no acudieron a laborar debido a que eran población de riesgo ante la pandemia de COVID-19. 

Se solicitó al SIAPA una entrevista o información para consultar la justificación de estas obras y explicación sobre el incremento de las asignaciones directas pero no se tuvo respuesta.

Las empresas consentidas

Algunas empresas han sido frecuentemente seleccionadas por el SIAPA para realizar obras: Construcciones e Ingeniería Costa Alegre (18), Construcciones y Maquinaria Rodmsa (17) y Carmed Ingeniería (15). Esta última tiene como administrador a Jesús Alberto Meda Arreola que, según el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Economía, también tiene participación en las compañías JyT Ingeniería y Yuhcoit, las cuales también tienen contratos con el SIAPA; en conjunto, las tres empresas de Jesús Alberto Meda Arreola ha recibido 35 obras del SIAPA.

De las 10 obras más costosas que el SIAPA, siete de ellas han sido por licitación pública y el resto por invitación o asignación directa:

Para que una obra pueda asignarse de manera directa, según el reglamento del SIAPA, no debe superar los 50 mil salarios mínimos (7.08 MDP), empero para el caso de adjudicación directa, ha habido 36 contratos que han superado el monto límite. En caso que la obra requiera un monto superior debe ser aprobado por un comité al interior del organismo. Este tipo de asignación debe justificarse por su urgencia, que la falta de la obra ponga en peligro la vida de ciudadanos o sus bienes o que la obra en cuestión sea necesaria para prestar algún servicio público de emergencia.

Para los contratos por invitación la obra no debe superar los 100 mil salarios mínimos (14.17 MDP). En el proceso de contratación se enlistan a por lo menos tres contratistas elegidos por el SIAPA.

Mientras que la licitación pública implica una convocatoria abierta a las empresas con capacidad de participar.

Según el reglamento del SIAPA se cuenta con una Gerencia Técnica que solicita al Comité de selección de empresas la información de los avances de las obras para verificar los avances de las mismas y en caso de encontrar discrepancias solicitará a la Contraloría que emita las sanciones correspondientes.

Las obras inútiles

En el año 2021 la realidad de la escasez de agua llegó miles de personas en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), pero desde hace lustros varias colonias han sufrido por la falta del recurso aún con los más mil 612 millones de pesos (MDP) que el SIAPA ha gastado en obras durante los últimos tres años.

Uno de esos casos es el de Noemí Mendoza, quien desde hace más de 10 años ha tenido acceso al agua discontinuamente en su vivienda de la colonia Rey Xólotl de Tonalá, dentro del anillo Periférico. Por más quejas y reportes que ha interpuesto ante el SIAPA el problema no se ha solucionado. Pero no es la única, todos sus vecinos de su colonia y las aledañas han exigido una solución.

De parte del SIAPA han invertido 29.6 MDP en obras licitadas y asignadas de manera directa a empresas privadas para que realizaran la construcción de estaciones de bombeo, acueductos y líneas de entrada y salida en la colonia.

“Cuando nos quedamos sin agua pagamos una pipa, porque las pipas del SIAPA solo llenan cisterna. Algunos vecinos sí tienen cisterna pero yo no”, dice Lorena.

El año 2021 fue especialmente cruento con la escasez de agua. Apenas en marzo SIAPA reconoció la imposibilidad de garantizar el acceso al agua en 213 colonias del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y junto con el gobernador Enrique Alfaro atribuyeron el problema al bajo nivel en las presas que surten del recurso a la ciudad; el único método de reducción del problema que encontraron fue un plan de suministro de agua rotatorio o tandeos en las colonias afectadas.

Otra de las principales acciones que el Gobierno del Estado implementó y aceleró para tratar de paliar la escasez fue la conclusión de la construcción del Acuaférico que “se construye a lo largo del Periférico con el objetivo de reducir el problema de abasto de agua en el AMG”.

El gobernador prometió que se terminaría en la primera semana de abril pero comenzó a operar hasta el 12 de mayo y solo benefició a 17 colonias en las que viven 1.1% del casi medio millón de pobladores afectados por la falta de agua, de acuerdo a un seguimiento de El Informador.

A la zona de El Deán le sigue sobrando agua

En el año 2017, el entonces alcalde de Guadalajara Enrique Alfaro Ramírez, anunció la renovación del Parque el Deán ubicado en la colonia Ferrocarril, con el pretexto de ampliar la capacidad del vaso regulador en esa área y evitar las inundaciones.

Las obras provocaron inconformidad de vecinos que se manifestaron varias ocasiones en contra de las obras debido a que derribarían decenas de árboles del parque. Una de ellas el 10 de marzo de 2017 y se enfrentaron a policías municipales que buscaron retirar la protesta sobre la Calzada Lázaro Cárdenas.

El Ayuntamiento aseguró mediante un comunicado que “a pesar de las mentiras con tintes políticos, continuamos platicando con colonos, quienes padecían de todo el deterioro generado por el abandono del parque, y nuestro primer gran paso fue la ampliación en un 50% el vaso regulador”. La primera etapa de la rehabilitación se entregó en septiembre de 2018.

De parte del SIAPA, pagaron 25.7 MDP a empresas particulares por la rehabilitación y desazolve del vaso regulador, instalación de un sistema de bombeo, construcción de bocas de tormenta, proyectos ejecutivos y verificación de la calidad de las obras. Pero en años posteriores las inundaciones en las colonias aledañas han continuado.

De hecho, el polígono que va desde la Av. Miguel López de Legaspi, la Calle 24, la Av. Dr. Roberto Michel y la Av. 18 de Marzo continúa considerándose un área histórica y constante de inundaciones en el Atlas de Riesgos de la Unidad Estatal de Protección Civil de Jalisco. El diario Mural también documentó que en los últimos 10 años los alrededores del parque ha sufrido 52 inundaciones, algunas de ellas de más de 1.60 metros.

En la primera tormenta de 2021 el 15 de mayo el área registró encharcamientos. En 2020 el Ayuntamiento de Guadalajara indemnizó a 208 familias afectadas por inundaciones en las colonias de El Deán, Higuerillas y Ferrocarril.


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes donar desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Saúl Justino Prieto Mendoza

Saúl Justino Prieto Mendoza

Es periodista de formación. Ha participado y colaborado en Radio Universidad de Guadalajara, proyectos web informativos como Tiempos de Enfoque, Vario Bros y Artículo Siete.
Durante su estancia en el periódico El Informador participó en coberturas para redes sociales, web y el diario impreso; posteriormente ingresó al área de periodismo de investigación donde desarrolló trabajos de profundidad sobre temas políticos, sociales y culturales.
Recientemente ha trabajado en áreas de divulgación de las Ciencias Sociales mediante la creación de contenidos multimedia para web y redes sociales.
Tiene casi 10 años de carrera donde ha indagado distintos aspectos de la divulgación e investigación periodística.