Un año de pandemia

Desde la redacción

Desde la redacción de Territorio

Hacer periodismo es diferente para cada medio de comunicación, para cada reportero y para cada situación que se vive. No es lo mismo reportar la pandemia desde Italia que desde México, o reportar una crisis económica desde la versión oficial o la versión de quienes lo viven. 

Por ello, en Territorio hemos decidido compartir un poco de las experiencias que vivimos, los dilemas, las decisiones que se toman en la redacción todos los días y los retos a los que nos enfrentamos. Ésto, con la intención de transparentar nuestro trabajo y mostrar cómo es hacer periodismo desde un medio como el nuestro; colaborar con nuestra experiencia y abrir el debate hacia las diferentes formas de informar e interactuar con la información y la realidad. 

 

Un año de pandemia

Hace un año decidimos retomar la producción editorial que habíamos interrumpido en 2018. Nuestro plan era abrir una convocatoria permanente para recibir colaboraciones externas, apostar por el trabajo periodístico independiente, organizar una agenda que se pudiera complementar con los eventos, encuentros y charlas que hacíamos en Casa Territorio. Así cerraríamos el círculo virtuoso de cercanía, sustentabilidad, independencia y transparencia que siempre nos hemos propuesto. Pero la pandemia interrumpió los planes, tuvimos que cerrar la Casa y decidimos armar un equipo de cuatro periodistas y una diseñadora, para disminuir el ruido, el exceso de información y contribuir a explicar lo que sucedía durante la emergencia sanitaria. Lo tomamos como un compromiso público y una oportunidad. 

La experiencia ha sido muy valiosa: implementamos procesos editoriales horizontales y transparentes, fomentamos la libertad y la producción de contenidos editoriales novedosos; incentivamos la colaboración con otros proyectos y el trabajo en equipo; apostamos por el texto, la investigación, el diseño, los datos y el contexto. Ofrecimos condiciones dignas y seguras de trabajo. Pusimos en el centro del proyecto la figura del reportero, como un profesional capaz de participar en los procesos de decisión, edición y producción, sin la necesidad de precarizarlo, invisibilizarlo, ponerlo en riesgo ni explotar su trabajo.

Los retos y aprendizajes de la redacción son muchos, acá te compartimos algunos: 

Es importante involucrar al equipo en el desarrollo de todas las áreas del proyecto: impacto, comunicación, diseño, finanzas, editorial, etc. Es muy fácil crear una burbuja en la redacción y alejarte de las inquietudes, intereses y dudas de las personas que te leen. No se trata de hacer lo que ellos dicen, pero sí de estar atento de lo que sucede a tu alrededor y de asegurarte de que estás contribuyendo a que los objetivos del proyecto se alcancen.

Vale la pena innovar, aunque los recursos sean limitados. El proceso de trabajo periodístico necesita pensarse constantemente para lograr mayor alcance, tener mejor impacto e interacción. La rutina mata y sin un trabajo de autocrítica constante se puede perder el valor que puede ofrecer una redacción.

El trabajo periodístico para ser independiente debe estar bien pagado. Esto requiere de la contribución de las personas que se beneficien del trabajo de un medio o periodista. El acuerdo es claro: si el trabajo es útil y de calidad, se debe contribuir para que se siga haciendo y mejorando, las responsabilidades públicas del medio/periodista son mayores, pero el resultado es un periodismo más comprometido con los intereses de las personas que con los intereses de alguna corporación, partido u organización.

El trabajo de comunicación, diálogo y participación del medio con su comunidad siempre es inacabado. Hay que incentivarlo, procurarlo y mejorarlo. Crear mecanismos, espacios y procesos para generar diálogos más bidireccionales con los lectores. 

Uno de los objetivos de una redacción es también ofrecerle a tus lectores algo que quieran compartir en sus propias redes. Las personas buscan ideas para conversar, expresarse y expandir su identidad. Por eso hay que trabajar para generar contenidos originales, significativos y distintos a la competencia. 

La responsabilidad de lo que se publica es grandísima. El lenguaje moldea mentes y afecta la creencia de las personas. Siempre hay que ser responsables.

 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes adquirir una membresía desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Redacción

Redacción

Periodismo para pensar, entender y explicar.