Una reactivación económica a modo

A un año de la mesa de reactivación económica de Jalisco

El 13 de mayo del 2020, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro presentó la primera fase, la fase 0, del Plan Jalisco para la Reactivación Económica. A dos meses de iniciada la pandemia y en medio de muchas dudas, el gobierno estatal inició los planes para intentar mitigar la crisis económica. 

“El día de hoy es muy importante para nuestro estado, aprobamos por la mañana el plan para la reactivación económica de Jalisco. Discutimos en una mesa en la que participan organizaciones empresariales, los sindicatos, las universidades, organizaciones sociales. No se trata de tomar decisiones unilaterales por parte del gobernador”, dijo Alfaro en un video que publicó en sus redes sociales. 

El 5 de abril del 2020, poco más de un mes antes de que se presentara el plan de reactivación económica, el gobierno estatal creó la  Comisión Interinstitucional para la Reactivación Económica, también conocida como “mesa ampliada” en la que participan 38 representantes del gobierno, de empresas, de universidades y de la organización civil. 

Las y los integrantes propusieron apoyos, políticas públicas y decisiones fundamentales para la economía jalisciense. Y fue en ese contexto que el gobierno estatal prometió recuperar los empleos perdidos durante el primer año de la pandemia, algo que no se ha logrado concretar ni cerca. 

“Todos los esfuerzos que se han hecho, todo el dinero que se ha invertido ha sido insuficiente. No se elaboraron los programas de tal manera que pudieran impactar directamente lo que se buscaba que era la reactivación de la economía”, criticó el doctor Christian Sánchez Jáuregui, encargado de despacho del Instituto de Políticas Públicas del CUCEA. 

Y es que, de marzo a diciembre del 2020 se perdieron más de 57 mil empleos; y en el primer trimestre de este año solo se han recuperado 23 mil 252, no es ni la mitad de quienes de pronto dejaron de percibir sus salarios. Además, en marzo del 2021, solo se generaron 2 mil 886 empleos nuevos. 

De acuerdo con Sánchez Jáuregui y los datos oficiales del Instituto de Información, Estadística y Geografía de Jalisco (IIEG), la mayor afectación se la llevó el sector terciario, es decir los servicios, y como no se han logrado levantar la Zona Metropolitana de Guadalajara y Puerto Vallarta que es donde se concentra la mayoría de estos empleos, no se ha dado la recuperación esperada. 

Zapopan, por ejemplo, fue el municipio más afectado con mayor pérdida de empleos en el 2020 “y nada más en este mes sigue saliendo en números rojos”. 

La crítica hacia las decisiones del gobierno federal sobre los pocos o muchos apoyos también ha trastocado a quienes representan a los trabajadores en la mesa de reactivación económica. Pareciera que los intereses de algunos integrantes del grupo que decide el futuro de la economía en Jalisco van más allá de que los más vulnerables, los pobres y quienes se quedaron sin trabajo, consigan un empleo y sobrelleven la pandemia; y en cambio todo apunta a que han velado por sus propios negocios. 

¿Quiénes son y por qué ellos deciden? 

Al crearse la Comisión Interinstitucional para la Reactivación Económica se acordó sesionar cada mes para analizar el desarrollo de la pandemia y definir qué actividades económicas debían mantenerse cerradas y cuáles podían abrir y bajo qué condiciones. Su última sesión reportada fue en octubre del 2020. 

Además, propusieron revisar cinco ejes para garantizar un análisis completo. El primero es el equilibrio presupuestal para garantizar que el gasto público sea justo y se oriente a las necesidades de los trabajadores. El segundo trata de los programas económicos y cómo abrir gradualmente los  sectores productivos. También analizaron los detonadores estratégicos, es decir, cómo jerarquizar los negocios para incorporarlos a la reactivación. El cuarto es el financiamiento y las opciones que pueden negociar con el gobierno para apoyar al sector productivo. Por último, está el seguimiento y monitoreo de cada etapa y propuesta. 

La invitación de los representantes no se hizo de manera pública y en abril se anunció la mesa junto con los integrantes ya decididos. Algunos han sido cuestionados recientemente por sus vínculos cercanos al partido político que encabeza el gobernador y por no representar a toda la sociedad activa sin temas personales. 

Mauro Garza Marín

El primer nombre que se mencionó con el anuncio de la mesa fue el de Mauro Garza Marín, empresario y expresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Jalisco quien también preside dicha mesa y es el secretario técnico. 

Como representante de una gran parte del sector empresarial, Garza Marín ha sido señalado por no cuestionar al gobernador sobre todo en las decisiones económicas de la actual administración. Un ejemplo fue la adquisición de una deuda de 6 mil 200 millones de pesos que adquirió en mayo el gobierno de Jalisco con apoyo de la mesa y que además no fue cuestionada ni refutada por el sector empresarial a pesar de ser riesgoso e innecesario de acuerdo con especialistas. 

Uno de los problemas con la deuda, según el economista Carlos Brown, es la corrupción y que, como ha sucedido con anterioridad, ese dinero no se utilice para lo que realmente se destinó. “Ya se ha puesto en evidencia (que en Jalisco) el dinero no se usa como se debe usar, es muy difícil contar con que realmente se utilice para la pandemia, sobre todo de cara al proceso electoral del próximo año”, opinó el experto en aquel entonces. Y sugirió que los mayores beneficiados son los empresarios cercanos al poder. 

A propósito de corrupción, Mauro Garza Marín también ha sido criticado por no encabezar la lucha contra la corrupción como lo hizo en el 2017 y en el 2018 junto con la Cámara de Comercio de Guadalajara y otras organizaciones con las que lanzaron programas anticorrupción como los 11 compromisos contra la corrupción que se implementaron en las elecciones locales pasadas. 

Pareciera que el empresario ha sido benévolo con algunos señalamientos de corrupción sobre todo en el gobierno municipal de Zapopan cuando se dio a conocer que el jefe de gabinete, Juan José Frangie Saade, presidente en la Coparmex hasta el 2005, tramitó en el 2019 un descuento del 100% en el pago de licencias para la empresa Foodlinks SA de CV del cual era representante legal. 

Tampoco se pronunció ante las irregularidades de los contratos en el gobierno de Zapopan encabezado por Pablo Lemus, quien también fue presidente de la Coparmex, y quien no cumplió con su promesa de licitar todas las obras públicas sino que más del 50% de las obras en su primera gestión se dieron a través de contrataciones no competitivas. 

Después de las críticas por su aparente silencio, Mauro Garza Marín se destapó este año como candidato a diputado federal del distrito 8 abanderado por Movimiento Ciudadano, el mismo partido del gobernador, del presidente municipal con licencia Pablo Lemus y de Juan José Frangie, candidato a la alcaldía de Zapopan. 

Aldo de Anda García

Otro de los nombres que resuena es el de Aldo de Anda García quien participa en la mesa como Presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) en Jalisco. 

De Anda se ha mostrado como defensor de los establecimientos con permisos de comida, bebida o ambas y estuvo presente en las sesiones donde se discutió el cierre y las medidas de reapertura donde solo permitían cierta cantidad de aforo y se estableció que para que los comensales pudieran beber, tenían que tener comida en las mesas. 

Sin embargo, el empresario es socio fundador de Cervecerías Chapultepec, un conjunto de bares que sirven comida y que han sido evidenciados en redes sociales porque pareciera que desde que inició la pandemia sus sucursales no cerraron y se dejaban ver filas de comensales esperando una mesa y atiborrando el lugar por dentro; en contraste con las medidas restrictivas que anunciaba el gobierno y que modificaba conforme pasaban los meses. 
El 10 de abril del 2020, el empresario aseguró que no tenían para pagar la nómina de abril de los mil 200 empleados y que ascendía a 9 millones 200 pesos mensuales. “(…) No tenemos liquidez debido a la falta de flujo de comensales. Estamos en pláticas con el banco para solicitar un préstamo y pagar los sueldos de 45 días, que abarcarían hasta la primera quincena de mayo”, comentó a Mural.

Entre la crisis, su labor como empresario y sus aportaciones al gobierno estatal, De Anda también se sumó a las elecciones locales de este año y ahora es candidato a regidor para Guadalajara junto con Pablo Lemus en representación del partido Movimiento Ciudadano. 

Que los representantes del sector empresarial en la mesa de reactivación económica ahora se muestren como candidatos del mismo partido que representa el gobernador estatal hace que su trabajo sea “ilegítimo” y “no deja un buen sabor de boca”, opinó el académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG). 

Además, en esas mesas de trabajo siempre falta la representación de los trabajadores informales que ascienden a medio millón de la fuerza laboral en Jalisco. 

“Quienes deciden los apoyos son los representantes de las mesas y representan gremios e intereses, es lógico que ellos tengan busquen beneficiarse. Obviamente para la ciudadanía está mal porque no tienen quién los represente en esa mesa”. 

Juan José Errejón Hernández

Otra muestra de esa falta de representación de distintos sectores es Juan José Errejón Hernández quien fue invitado para participar a nombre de su empresa inmobiliaria Tierra y Armonía. Él es el único representante de una sola empresa, a diferencia del resto que representan a cámaras o sindicatos, y el único en temas inmobiliarios lo que sugiere que era el único experto en temas de construcción en el estado. 

Errejón Hernández además es tío del gobernador Enrique Alfaro Ramírez y en el 2019 recibió la medalla al mérito industrial entregado por el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco; en la conmemoración estuvo presente su sobrino y gobernador. 

La empresa Tierra y Armonía se ha visto involucrada en varios cuestionamientos, el más reciente por la construcción junto a los Arcos de Zapopan. El proyecto inmobiliario ha sido rechazado por activistas que critican que el predio es propiedad pública y fue cedido por el gobierno estatal sin consultarlo con la ciudadanía, sobre todo por su ubicación en el centro histórico de Zapopan. 

Para los expertos, la estrategia económica del 2021 tiene que ser diferente al año pasado y la meta no debe ser volver a la cantidad de empleos que existían en febrero del 2020 porque tampoco eran datos alentadores. 

Una opción que debe continuar es la de priorizar la salud sobre la economía, según opinó Raúl Rodríguez, académico de la Escuela de Negocios del ITESO. “Entre más rápido se pueda abrir la economía con seguridad para las personas mejor va a ser el desarrollo”. 

Además, vale la pena voltear a ver a Estados Unidos, dijo, donde su programa de vacunación es mucho mejor que el de México y aprovechar para impulsar las exportaciones a dicho país donde la seguridad sanitaria será cada vez mayor. 

La recomendación también sería voltear a ver a futuro y reconocer que México tiene una deuda pendiente con los empleos en áreas de tecnología en las que cada vez se abren más espacios laborales. 

“Que se impulse la refundación del gobierno en áreas de empleo, que se busquen rehacer las propuestas de políticas para estos sectores (tecnológicos) porque lo que hoy se oferta no corresponde a las dinámicas de trabajo del siglo 21, trabajamos con programas y políticas del siglo 20”, criticó Christian Sánchez Jáuregui. 

Y recalcó que urge un rediseño completo de la Secretaría de Trabajo en sus programas y políticas. “Y cambiar a los actores: yo no concibo cómo pueden tener a un secretario de trabajo que no conoce del tema cuando requieres expertos”. 

En medio de una crisis sanitaria en la que se cruzan las elecciones locales y los intereses políticos, lo importante deberían de ser los ciudadanos y las acciones para garantizar un futuro estable. 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes adquirir una membresía desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Katia Diéguez

Katia Diéguez

Es periodista formada en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) en Jalisco. Desde su formación como estudiante y ahora como profesionista ha trabajado en diferentes medios locales como Más por Más, el Diario NTR, Territorio y Mural de Grupo Reforma. En este último trabajó como reportera de la sección local y realizó coberturas diarias y de investigación principalmente en temas de género, derechos humanos, infancia, diversidad sexual y educación. Además, ha complementado su educación con cursos y talleres de periodismo narrativo, de investigación, transparencia, género y derechos humanos.