Villa Panamericana: 10 años de desuso, deudas e intereses

El elefante blanco sigue en casa

Un “elefante blanco” es un objeto que no se usa, que no es necesario y que costó una gran cantidad de dinero, según define el diccionario de la Universidad de Oxford. Es un apelativo adecuado para la Villa Panamericana que cumple casi una década sin utilizarse a pesar que costó casi mil millones de pesos (MDP) pagados mayoritariamente por el Gobierno del Estado a través del Instituto de Pensiones del Estado (IPEJAL) y del Instituto Jalisciense de la Vivienda (Injalvi). De estas deudas no se ha pagado ni un solo peso y además han generado intereses.

Durante la edificación de la infraestructura de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, la Villa Panamericana fue de los inmuebles que tuvieron menos consenso ya que era el lugar que habitarían los más de seis mil competidores. Al inicio se buscó construir en el Parque Morelos. Pero ante las quejas de vecinos y comercios se insinuó cambiar la sede al predio de El Disparate junto con el Estadio de Atletismo, pero al final terminó en la zona de El Bajío en Zapopan. 

En total, el Gobierno del Estado prestó casi mil 100 MDP, de los cuales 743.2 MDP concedió el Injalvi. Uno de los dos préstamos por 320 MDP ha generado intereses por falta de pago de 256 millones 255 mil 111 pesos hasta noviembre de 2020; es decir, se debe en intereses casi la misma cantidad que se prestó a Grupo Corey que se encargó de la construcción del inmueble. De acuerdo a la respuesta concedida vía transparencia el otro préstamo por alrededor de 423.2 MDP no genera intereses pero tampoco se ha pagado.

El Ipejal también concedió 340 MDP para la construcción del complejo habitacional con cerca de 15 hectáreas ubicado en El Bajío en Zapopan que, de acuerdo al contrato de promesa de venta firmado el 30 de noviembre de 2010 por la empresa Corey Integra, representa la compra de 200 departamentos de los 650 que componen la Villa, pero tampoco se han asignado ni recomprado.

En una cláusula del contrato de promesa de venta se aclara que en caso de que no se entreguen los departamentos a Ipejal se pagará una pena de 1% mensual sobre el valor de cada unidad no entregada, que tampoco se ha saldado.

El pago de estas deudas e intereses están condicionados a la venta y ocupación de los departamentos que se ha detenido por varios amparos, demandas y conflictos administrativos que, según aseguró el titular del Ipejal Iván Argüelles Sánchez, durante una comparecencia en el Congreso de Jalisco en noviembre de 2020, ya estaban resueltos por lo que la venta de los departamentos podía iniciar.

Con esto se recuperaría la inversión y se evitaría gastar alrededor de 800 mil pesos mensuales, en promedio, por el mantenimiento y servicios en el complejo que se encargaría de pagar el Injalvi. Se solicitó entrevista al titular Francisco Javier Pelayo para conocer detalles de este gasto pero no se concretó.

A la par, el Ayuntamiento de Zapopan ha bloqueado la posibilidad de otorgar el permiso de habitabilidad de la Villa. El alcalde Pablo Lemus Navarro expuso desde octubre de 2019 que no levantaría la veda hasta que se donaran 53 mil metros cuadrados en la misma zona, se emitiera un decreto de protección ambiental en la zona y se construyera de una red hidrosanitaria que requeriría una inversión de hasta 400 MDP. Esto se contrapuso con la intención pública del gobernador Enrique Alfaro Ramírez, quien declaró que la habilitación de la Villa para vivienda sería la mejor opción para recuperar el dinero invertido.

Los conflictos legales y administrativos no evitaron que la empresa que edificó la Villa trasladara el control del inmueble a la compañía Green Life Capital, que se creó apenas en 2019 y cuyo gerente es Gerardo Huerta Hoyos, quien también formó parte del consejo de administración del aglomerado de empresas de Corey que lideró Francisco Cornejo Reynoso, según consta en los documentos del Registro Público de Comercio.  

De hecho el abogado de Corey Víctor Peña Briseño, cercano al Fideicomiso,creado para administrar la Villa Panamericana, dijo que había dejado de tener injerencia por este cambio de compañías a cargo.

NTR Guadalajara expuso en una serie de reportajes en 2019 que existen contratos de preventa de los departamentos donde el mayor beneficiario sería la empresa edificadora Corey. Según las publicaciones, con la venta se pagarían mil 500 millones de pesos a Ipejal e Ijalvi.

Actualmente, el paso al edificio está cerrado por una valla metálica y hay personal de seguridad y vigilancia. Al consultarle al personal si existen citas para observar y comprar departamentos, comenta que se deben dejar datos de contacto para agendar una cita posterior.

Empresarios crean empresas para lucrar con la Villa

Francisco Cornejo Reynoso junto con Gerardo Huerta Hoyos, dueños de las empresas que edificaron (Corey íntegra) y compraron la villa (Green Life Capital), respectivamente, crearon empresas para lucrar con el mantenimiento de la Villa que fue pagado durante por lo menos seis años por el Injalvi, a pesar de que el edificio no se ha utilizado para nada.

Gerardo y Francisco fueron apoderados de la Inmobiliaria Corey

Desde el 13 de diciembre de 2012 a mayo de 2018 (el periodo expuesto mediante una respuesta vía Transparencia) el organismo gastó 34.6 MDP, casi 640 mil pesos en promedio mensual. De estos, las empresas creadas por Cornejo Reynoso y Huerta Hoyos, se quedaron con 13.9 MDP.

Entre los gastos destacan 5.75 MDP por concepto de “mantenimiento” que fue pagado a la empresa Desarrollos y Distribuciones de Pacífico Azul cuyo socio mayoritario es Francisco Cornejo, el mismo empresario dueño del consorcio de Corey. De acuerdo con el Registro Público de Comercio, esta empresa se constituyó en 2008.

Francisco Cornejo es dueño de la empresa que recibe dinero público para mantener la Villa.

Mientras, la compañía Sistemas Prácticos en Seguridad Privada, a la cual se le encargó la vigilancia del inmueble, tuvo ganancias 3.34 MDP. Según el Registro Público se creo en 2010, un año antes de los Juegos Panamericanos, y uno de los accionistas es Ricardo Huerta Hoyos, quien era representante de Grupo Corey.

Ricardo Huerta Hoyos fue representante del Grupo Corey y también fue beneficiado con recursos públicos mediante su empresa de seguridad.

Finalmente, se pagaron 4.84 MDP por concepto de gerencia de mantenimiento y construcción y administración del proyecto a Coordinadores Inmobiliarios Asociados Sociedad Civil, donde Gerardo Huerta Hoyos laboró durante 2020 y 2021, y donde Ricardo Huerta Hoyos es director jurídico.

En su perfil de Linkedin, Gerardo presume relación con Coordinadores Inmobiliarios Asociados
Se solicitó entrevista al Injalvi para conocer a detalle quién se hizo cargo del mantenimiento después de 2018, pero no se obtuvo respuesta.
DOCUMENTO-DE-GASTOS-INJALVI

Una década blanqueando al elefante

Desde antes de terminar en la zona de El Bajío en Zapopan, la Villa Panamericana se pretendió edificar en varias sedes, pero desde siempre ha estado inmiscuida en conflictos sociales, ambientales y legales:

Septiembre de 2009

Inicialmente se pretendió construir la Villa Panamericana en los alrededores del Parque Morelos, pero solo dos meses duró el “sueño”, ya que se canceló por falta de financiamiento y apoyo, según citó un comunicado de la Organización Deportiva Panamericana, el entonces presidente municipal de Guadalajara Alfonso Petersen Farah.

Diciembre de 2009

Se presentó la primera demanda en contra de la construcción de la Villa en El Bajío por parte de la organización Conciencia Cívica, que representa Salvador Cosío Gaona. Acusó de desacato al alcalde de Zapopan Juan Sánchez Aldana (de 2007 a 2009), por no haber suspendido la construcción.

En agosto de 2013 el Tribunal Administrativo del Estado (TAE) emitió una suspensión con la cual se congelaron los bienes y recursos en el Fideicomiso de la Villa Panamericana.

Mayo de 2011

Durante la construcción de la Villa, vecinos del fraccionamiento Rancho Contento (a 6.6 kilómetros de distancia) obtuvieron una suspensión del TAE para evitar la comercialización de los departamentos argumentando la fragilidad ambiental de la zona de El Bajío.

Octubre de 2011

Tras poco menos de dos años de construcción, el Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Guadalajara recibió la Villa Panamericana. La Villa Panamericana costó mil 385 millones de pesos: mil 30 fueron de inversión gubernamental y 355 de aportación privada. Días después se inauguraron los de los decimosextos Juegos Panamericanos

Noviembre de 2011

En dos ocasiones el Ayuntamiento de Zapopan detectó descarga de aguas residuales en arroyos adjuntos a la Villa después de que las dos plantas de tratamiento colapsaron al sobrepasar su capacidad. Por ello, se impuso al Comité Organizador una multa de casi 600 mil pesos.

Agosto de 2012

El ayuntamiento de Guadalajara cedió los predios considerados para la Villa Panamericana en los alrededores del Parque Morelos para la Ciudad Creativa Digital, con lo cual también se extinguió el fideicomiso creado en 2008 para la construcción del edificio panamericano. En total comprendían 55 predios y un cine con una superficie de 21 mil metros cuadrados.

Una auditoría solicitada en la administración municipal de 2009 a 2012 que presidió Aristóteles Sandoval, reveló que el alcalde anterior Alfonso Petersen compró las propiedades alrededor del Parque Morelos hasta cinco veces su valor. Los predios costaron 351 millones de pesos, pero su valor comercial no excedía de 75 millones.

Algunos de los predios siguen sin utilizarse, por lo que el alcalde de Guadalajara Ismael del Toro, dijo que se busca que a través del fideicomiso de la Ciudad Creativa subastar tres terrenos de 1.5 hectáreas.

Septiembre de 2012

El entonces alcalde de Zapopan, el priísta Héctor Vielma, confirmó que la villa no podría ser utilizada para vivienda porque el ayuntamiento consideraba que se excedía la densidad de población calculada para esa área. Su sucesor, Héctor Robles mantuvo la misma postura. Los planes parciales urbanos de Zapopan evitaron que la Villa se utilizara para vivienda.

Diciembre de 2012

Se crea el fideicomiso de la Villa para proteger la inversión de las partes involucradas.

Marzo-Mayo 2014

El exgobernador Aristóteles Sandoval descartó la opción de demoler la Villa y junto con la Universidad de Guadalajara, en voz de su entonces rector Tonatiuh Bravo Padilla, expusieron la posibilidad de que se utilizara para un proyecto educativo o para atención a adultos mayores.

Septiembre de 2015

El Congreso del Estado aprobó tres cuentas pública relacionadas al gasto ejercido durante los Juegos Panamericanos como el fideicomiso público de administración e inversión para el desarrollo de la infraestructura y equipamiento deportivo de Jalisco, el Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (CODE) y el Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011

El dictamen se aprobó en lo particular con el aval de 27 diputados, seis abstenciones por parte de diputados de Movimiento Ciudadano (MC) y del panista Juan José Cuevas Guardado, así como tres votos en contra por parte de la fracción perredista

Septiembre de 2019

El gobernador Enrique Alfaro Ramírez emitió un decreto de protección para la zona de El Bajío, con el que presuntamente se evitará que haya nuevos desarrollos en la zona.

Octubre 2019

Salvador Cosío Gaona se desistió de su demanda, junto con Alejandro Cárdenas, presidente del Parlamento de Colonias.

Poco antes de este desistimiento, el fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez, indicó que Cárdenas Ochoa y Cosío Gaona, extorsionaban a desarrolladores inmobiliarios. Además de que Francisco Cornejo Reynoso, representante de Corey Integra, denunció a ambos.

En este mismo mes, el alcalde de Zapopan Pablo Lemus mostró públicamente su desacuerdo con habitar la Villa Panamericana, aún contradiciendo las intenciones del propio gobernador Enrique Alfaro Ramírez. El primer edil dijo que es imposible que la edificación cumpla con los Planes Parciales para poder obtener el permiso de habitabilidad.

Mientras, el gobernador Alfaro Ramírez celebró el desistimiento de los juicios que mantenían detenida cualquier intención de habitar la Villa. “El gobierno del estado lo que hizo fue recuperar la inversión de los trabajadores en un proyecto en el que a Pensiones no le convenía estar metido. Recuperamos con utilidades lo que se tenía invertido y ahí termina el asunto”. 

Sobre la oposición del alcalde zapopano dijo que “tiene derecho a decir lo que él considere conveniente”, debido a que “desde hace muchos años tienen todos los permisos y el uso de suelo para poder ser edificadas”.


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, puedes adquirir una membresía desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Saúl Justino Prieto Mendoza

Saúl Justino Prieto Mendoza

Es periodista de formación. Ha participado y colaborado en Radio Universidad de Guadalajara, proyectos web informativos como Tiempos de Enfoque, Vario Bros y Artículo Siete.
Durante su estancia en el periódico El Informador participó en coberturas para redes sociales, web y el diario impreso; posteriormente ingresó al área de periodismo de investigación donde desarrolló trabajos de profundidad sobre temas políticos, sociales y culturales.
Recientemente ha trabajado en áreas de divulgación de las Ciencias Sociales mediante la creación de contenidos multimedia para web y redes sociales.
Tiene casi 10 años de carrera donde ha indagado distintos aspectos de la divulgación e investigación periodística.