Viva el periodismo local

Desde la redacción

Hacer periodismo es diferente para cada medio de comunicación, para cada reportero y para cada situación que se vive. No es lo mismo reportar la pandemia desde Italia que desde México, o reportar una crisis económica desde la versión oficial o la versión de quienes lo viven. 

Por ello, en Territorio hemos decidido compartir un poco de las experiencias que vivimos, los dilemas, las decisiones que se toman en la redacción todos los días y los retos a los que nos enfrentamos. Esto, con la intención de transparentar nuestro trabajo y mostrar cómo es hacer periodismo desde un medio como el nuestro; colaborar con nuestra experiencia y abrir el debate hacia las diferentes formas de informar e interactuar con la información y la realidad. 

Larga vida al periodismo local

Es un momento importante para el periodismo local. La pandemia no se irá pronto y la necesidad de pensar, entender y explicar las comunidades que habitamos será fundamental. No solo por las decisiones que se tomarán y que siempre terminan por afectar en distintos niveles la vida de las personas, sino porque es fundamental contribuir desde la cercanía y la proximidad, a un mejor entendimiento de la realidad. 

No se trata de una tarea fácil y requiere de un acuerdo muy preciso con nuestra comunidad: mucho rigor periodístico, independencia frente a intereses ajenos a nuestra línea editorial, transparencia sobre quién toma las decisiones editoriales y cuáles son las fuentes de nuestros ingresos. A cambio, buscamos colaboración, diálogo, involucramiento y compromiso. 

Los retos no son nuevos pero son enormes y les queremos compartimos algunos:

Los formatos. Muchas veces las plataformas exigen que las redacciones adapten sus contenidos a nuevos formatos y además mantener un ritmo de publicación constante, sin embargo son exigencias que terminan por absorber gran parte del capital de medios pequeños, se obtienen pocos resultados y son limitantes para proyectos independientes. Por eso, nuestra apuesta es por el buen periodismo que es en donde está nuestra fortaleza y es lo único que nos puede hacer diferentes. De ahí que trabajemos por lograr un buen equilibro entre contenido original, significativo, inmediato, novedoso y distinto. El buen contenido es caro y difícil de producir, pero al final es lo único que importa. Por eso, para nosotros la calidad, el rigor y la responsabilidad, lo son todo. 

Los alcances.  Somos un medio pequeño, con alcances limitados y que apuesta por ocupar un espacio intermedio entre el diarismo y la investigación de largo aliento. Por eso utilizamos formatos como la explicación, el resumen y el contexto. Aspiramos a ser claros, didácticos y útiles. A pesar de los límites presupuestales, experimentamos constantemente con la forma de presentar nuestras investigaciones pues buscamos ser directos, fáciles de compartir y breves. El diseño es importante para nosotros, pero siempre que esté acompañado de una buena investigación. Asumimos que somos pequeños, pero que si hacemos bien las cosas, podemos tener mayor alcance y posibilidades en un futuro cercano.

Los dineros. Queremos reforzar las alianzas y acuerdos que tenemos con nuestra comunidad. Les necesitamos para continuar, pero entendemos que no se trata únicamente de pedir apoyo o solicitarles que contribuyan a la sustentabilidad de nuestro trabajo. Hay que construir una relación que esté basada en compromisos concretos, además de cuidar que nuestro trabajo les sea útil para resolver problemas de sus vidas cotidianas. Mientras eso no suceda, tenemos que asumir que hace falta construir una mejor relación con nuestros lectores y convencerles de nuestro impacto e utilidad.

Los temas. Uno de nuestros objetivos es decidir, frente a las limitaciones financieras y humanas, qué temas son valiosos, relevantes y de interés público. Además, cómo podríamos contribuir de forma más efectiva a iluminar espacios de la vida pública que son relevantes, impactan en la vida de las personas y que no quieren ser revelados.

No solo eso, también buscamos darle a nuestros lectores ideas para conversar, expresarse, para expandir su identidad. Estamos conscientes del efecto que tienen las palabras, las ilustraciones y las imágenes que decidimos publicar, y por eso también somos responsables, deliberamos, sometemos nuestro trabajo a un proceso editorial serio y buscamos mejorar las decisiones que tomamos.

La redacción. Buscamos, en el mejor sentido, ser originales, innovar y no dejar que la rutina nos mate. De ahí que valoramos enormemente el talento de nuestra redacción, su esfuerzo constante y nos aseguramos de que trabaje en las mejores condiciones posibles. Los beneficios que recibe el proyecto por el trabajo que ellos realizan debe reflejase en beneficios directos para ellos. Es uno de nuestros principios y compromisos

La comunidad. Hacemos un esfuerzo enorme por reflexionar sobre el tamaño, las preferencias y el comportamiento de nuestra audiencia. No se trata de hacer lo que ellos quieren, pero nunca le damos la espalda a lo que nos dicen. Buscamos un equilibrio virtuoso entre nuestros alcances, posibilidades, compromisos, responsabilidades y sus necesidades.

Al final nuestro gran objetivo es lograr un periodismo veloz (no inmediato), sustentable, elocuente, profundo, creativo e innovador. 

 


En Territorio buscamos involucrar a nuestros lectores en el fortalecimiento del trabajo periodístico que realizamos. Por eso necesitamos de su apoyo para producir información con utilidad, permanencia, calidad y rentabilidad. Este trabajo es posible gracias a tu contribución. Si quieres apoyar a Territorio, lo puedes hacer donando desde acá, comprando algunos de nuestros productos en la tienda o asistiendo a alguno de nuestros cursos.

#TerritorioBienPúblico

Redacción

Redacción

Periodismo para pensar, entender y explicar.